Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 23 Septiembre, 2015

Hace pocos días, en Tendencias Digitales, estuvimos contando las novedades que se vienen en el ámbito de la realidad virtual y los videojuegos.  Sin embargo, lo cierto es que la accesibilidad que esta tecnología promete para los próximos años, e incluso meses, va mucho más allá de este tema, y no precisamente porque sea un segmento menor, ya que hace años que la industria de los videojuegos factura más que Hollywood. La capacidad de penetración de esta tecnología todavía es difícil de vislumbrar para la mayoría de nosotros, de la misma manera que nos hubiera costado concebir los sistemas de streaming allá lejos y hace tiempo cuando nos hicimos nuestra primera cuenta de e-mail.

Así, otra de las industrias que ya está planeando su aterrizaje por las tierras de la realidad virtual es la de la música. Curiosamente, lo hará de la mano de tres innovadores argentinos que, desde Silicon Valley, aspiran a patear el tablero y modificar de raíz la forma en la que consumimos música hasta hoy.

La plataforma en cuestión se llama Vrtify, y lo que pretende es permitir experimentar, a través de imágenes obtenidas mediante cámaras de 360º, contenidos virtuales y videos que interactúan con el sonido. Este es, en realidad, el primer paso de lo que finalmente se pretende lograr, que es la capacidad de trasmitir conciertos en vivo vía streaming. El debut de la plataforma está previsto para 2016.

La idea es tentadora: se busca una lista de canciones, se elige un ambiente virtual, se ponen los anteojos de realidad virtual y a un “play” de distancia uno puede estar en la playa escuchando reggae, en un bar escuchando jazz o en pleno ensayo de una banda de rock.

Vrtify nace del trabajo en equipo de Federico González, un experto en Inteligencia Artificial (IA); Guillermo Kelly, desarrollador de videojuegos, y el emprendedor Facundo Díaz. Ellos hicieron algo tan inteligente que pronto parecerá obvio: utilizaron la combinación de las tecnologías más usadas de hoy, tales como la reproducción de música en dispositivos móviles y plataformas de streaming. Y la que está considerada como la siguiente evolución, el siguiente paso de la interfaz humana con la tecnología: La Realidad Virtual (RV). Tengamos en cuenta que la Revista Forbes la declaró como uno de los desarrollos más importantes en el lustro 2015-2020.

¿Quién no se perdió un recital que era en otro país? ¿Quién no se quedó sin entradas para un recital en su país? O ¿quién no quiso revivir un recital que sí presenció? Todas esas horribles sensaciones pueden formar parte del pasado, de la misma forma que antes de la masificación de los discos escuchar una canción a voluntad era algo inconcebible.

Pues bien: esto que comentamos en este post es lo que debemos esperar del futuro de la música. Ahora puede parecernos tan raro como lo fue el walkman cuando atomizó la potencia de la música, pero no se puede avanzar por una ruta mirando solamente el espejo retrovisor. ¿Será esta la solución a la eterna crisis de la industria discográfica? Solo queda esperar a ver cómo nos siguen sorprendiendo… y que siga la música!

Imagen: @evarinaldiphotography, con licencia Attribution-ShareAlike 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 7 Julio, 2015

El (hoy) simple acto de escuchar música y de deleitar nuestros oídos con las producciones de los mejores compositores tiene en el mundo una larga historia que parece inaugurar nuevos capítulos todos los días.

El gran motor de cambio es, como no podría ser de otra manera, la tecnología. Y con ella y con las posibilidades que ofrece, llegan otras cosas, tales como los debates acerca de la legalidad o ilegalidad de compartir la música con otros, la necesidad o no de mantener álbumes, las conveniencias o inconveniencias de “vender” canciones separadas, y un largo listado de etcéteras.

Varios recordarán el revolucionario walkman, con el que se podía oír música en la calle o en cualquier lugar. Sólo hacían falta unas pilas cargadas y un casette del artista que queríamos escuchar. Luego vino el discman, que fue producto de un cambio tecnológico importante: el traspaso del casette al CD.

Aunque para muchos estos dispositivos fueron los primeros, antes que ellos hubo aparatos “prehistóricos”, como el  tocadiscos o el ochentoso radiograbador que muchos solían llevar al hombro por la calle, a pesar de que no era muy chiquito que digamos, y cualquiera podía oír nuestras canciones favoritas a un volumen, muchas veces un tanto molesto…

De lo ilegal a lo legal

Naturalmente, la tecnología siguió avanzando, y así surgió el mp3, el iPod y las plataformas digitales para descargar música que nos permiten hoy descargar varias canciones de cualquier artista en un pequeño dispositivo .

Pero con este avance digital se produjo otro fenómeno: la música en sí misma se separó de su soporte físico, hecho que tendría -y sigue teniendo- un impacto poderosísimo en la industria musical.

El formato digital, más la existencia de Internet y su posibilidad de interconexión a nivel mundial entre computadoras (vamos: personas, después de todo) generó aquello que desde el punto de vista jurídico estaba (y sigue estando) viciado de ilegalidad: el intercambio de música sin pagar copyright.

Eran aquellos tiempos “dorados” del intercambio de archivos digitales con la modalidad conocida como P2P (por “peer to peer“, o “usuario a usuario”).

Y hubo plataformas, con la ya mítica Napster a la cabeza, que nos posibilitaban armarnos playlists con cientos (o miles) de temas y bandas de nuestro agrado (o películas, hay que decirlo).

A ella se sumarían, con suerte diversa pero igualmente cuestionada (por las grandes discográficas y sus reclamos legales) eMule, Ares, BitTorrent, uTorrent o Vuze (conocido primero como Azureus), por citar los más conocidos.

Pero claro: la realidad del intercambio libre de música y películas fue desde los inicios que esa práctica vulneraba derechos de autor. Y tanto discográficas como distribuidoras, productoras y estudios cinematográficos comenzaron a cuestionar en los tribunales lo que, en los hechos, la tecnología posibilitaba.

Se comenzó a poner (literalmente) en tela de juicio la cuestión de la legalidad de estas descargas; la cuestión de su ilegalidad fue tomando forma. Se habló mucho de piratería y fue así -por ejemplo- como hace poco Grooveshark tuvo que decir adiós a sus más de 35 millones de usuarios al perder una batalla con las grandes empresas discográficas.

Pero la descarga de música a través de Internet se volvió masiva y las principales empresas de tecnología vieron una oportunidad. Así nació el concepto de “servicio de música por streaming“, que permite que un usuario de Internet pueda escuchar online o descargar cualquier tipo de música, sin límite alguno y de forma legal, abonando una cuota por mes, cuyo monto, nobleza obliga, suele ser muy económico.

Yo quiero tener 1 millón de temas…

Pasaron los años, y finalmente Napster, tras su cierre por el cuestionamiento legal a que fue sometido, volvió en 2013 gracias a Telefónica, que ofrece un paquete para abonar directamente con la factura de Speedy y permite al usuario descargar y escuchar música por tiempo ilimitado y con un costo fijo, en base a un catálogo con más 25 millones de canciones.

Y, por supuesto, surgieron varias alternativas de servicios pagos (o mixtos) de música. Entre las mixtas, quizás la más conocida sea Spotify. Su versión free no permite buscar temas específicos para escuchar (sólo bandas o artistas, y obligatoriamente hay que escuchar la playlist que el sistema arroja tras la búsqueda) y obliga, cada equis cantidad de minutos, a escuchar publicidad.

Spotify está disponible para cualquier sistema operativo, y permite a cada usuario armar sus propias listas de reproducción, conectarse con otros usuarios y compartir listas de reproducción, entre otras varias facilidades.

Google Play Music es otra alternativa en lo que a música por streaming se refiere. Con el pago de 9,99 euros por mes se puede acceder a un catálogo musical con más de 30 millones de canciones, y además sugiere música dependiendo de las preferencias de usuario.

El 30 de junio último, por otra parte, y después de mucha espera, llegó Apple Music, que durante los primeros tres meses será gratuito para que los usuarios puedan probar el servicio. Cuenta con un catálogo de más de 30 millones de canciones y busca convertirse en una radio digital de calidad.

¿Serán éstas las últimas palabras de la apasionante novela en la que música y tecnología se encuentran? Seguramente no. Y estaremos atentos. Mientras tanto, a ponerse los headphones y a escuchar melodías para todos los gustos.

Eso sí, de manera legal y responsable.

Imagen: @OpenClipartVectors, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 17 Octubre, 2014

Nueva movida de Twitter. Ahora, acaba de anunciar que, mediante una alianza con SoundCloud, permitirá compartir archivos de audio mediante una nueva funcionalidad que se denomina “Tarjetas de Audio.

Esta nueva función de la red social del pajarito permitirá que esos archivos (música, podcasts, grabaciones y cualquier archivo de audio) se compartan directamente desde cualquier tuit, y (obviamente) desde el sitio de Twitter.

En el comunicado, publicado ayer en el blog de Twitter, la empresa informa que SoundCloud es “el primer socio” en esta movida, con lo que sugiere que en el futuro se sumarán otros.

Según esta nota, SoundCloud es “una plataforma de distribución de audios en Internet, con características de funcionamiento similares a cualquier red social y cuenta con más de 200 millones de usuarios registrados

La nueva facilidad está disponible (por ahora) “para algunos creadores” pero -como suele suceder con estos lanzamientos- en las próximas semanas el servicio se masificará paulatinamente para todos los usuarios, según aclara SoundCloud en un comunicado.

Por el momento, “Tarjetas de Audio” estará operativo para los sistemas operativos Android e iOS. Y, como no podía ser de otra manera, tiene su propia cuenta… en Twitter: @TwitterMusic.

Según la nota citada más arriba, “la Casa Blanca (@whitehouse), el músico David Guetta (@davidguetta) o la NASA (@nasa) son algunos de los perfiles de Twitter que ya tienen habilitada la reproducción de pistas de audio“.

Además, en su blog Twitter publicó la lista completa de los socios de SoundCloud que ya poseen sus “Tarjetas de Audio”.

En esta otra nota consignan (dato interesante) que “Twitter supuestamente habría estado negociando desde junio para adquirir al sitio de Internet para compartir audio SoundCloud, que ha sido llamado el YouTube de la música“.

Y comentan, además, que esta nueva facilidad “se conoce después de que rivales que van desde Apple Inc a Google han entrado al negocio de la reproducción de música en línea, considerado como el segmento de crecimiento más rápido de un mercado de la música, dominado por iTunes“.

Más información

La (aparente) recuperación de Twitter

Twitter da sus primeros pasos en el e-commerce: comenzó a testear el botón “comprar”

Publicado por Alejandro Marticorena el 9 Junio, 2014

Internacionales

Una de las experiencias en crecimiento gracias a la masificación del uso de smartphones y tablets es la de reproducir música y video en esos dispositivos móviles.

Pero, claro: el desarrollo de la tecnología, hoy, aún opone ciertos límites cuando de movilidad se trata. ¿Un ejemplo? La calidad de audio. Hasta ahora, ha sido difícil mantener niveles de fidelidad “aptos para exigentes”, por decir así.

En atención a esto, hoy se conoció una novedad que podría poner fin a esta limitante: Telefónica firmó un acuerdo con Dolby Laboratories, por el que ambas compañías colaborarán para impulsar la adopción de soluciones de sonido premium en smartphones.

¿Cómo? Telefónica seleccionará los mejores dispositivos del mercado de los principales fabricantes, con el objetivo de “optimizar las experiencias de entretenimiento móvil de sus usuarios de la mano de tecnologías de sonido Dolby de alta calidad“, según la nota de Prensa que se difundió hoy en Madrid, España.

Para Francisco Montalvo, Director Global de la Unidad de Terminales de Telefonica S.A., “esta alianza responde a una necesidad real de los usuarios, que cada vez más usan sus smartphones y tabletas para ver películas y programas de televisión, jugar a videojuegos o escuchar música”. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 9 Mayo, 2014

Una investigación publicada recientemente sugiere que el uso de smartphones y tablets, dentro de la disciplina de mHealth, podría hacer que la tecnología médica se implementara en países en desarrollo de manera sostenible“.

La cita corresponde a un post publicado en octubre del año pasado en el blog colega ThinkBig, donde se menciona un estudio difundido por la revista Anesthesia & Analgesia que -dice el mismo post- “sugiere que el uso de estos aparatos como dispositivos médicos podría revolucionar el cuidado de nuestra salud“.

uSound, una de las startups aceleradas por Wayra, claramente se inscribe en la mHealth: se basa en una aplicación que transforma al smartphone en un dispositivo que soluciona las dificultades auditivas de personas con hipoacusia, ya que lo hace funcionar como un audífono que se programa digitalmente.

La noticia es que, ayer, uSound lanzó comercialmente esta aplicación en la Argentina, y lo anunció de una manera novedosa: mediante un hangout al que se conectaron periodistas para presenciar las declaraciones de Lorena Suárez, flamante Country Manager de Wayra Argentina, y de Ezequiel Escobar, (@Eze_Newbrick) uno de los fundadores de uSound. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 17 Enero, 2014

Tiempo atrás, allá por fines de noviembre, comentábamos aquí que Winamp, un software de descarga gratuito se despedía y que dejaría de estar disponible para descargas, actualizaciones y soporte desde el 20 de diciembre pasado.

Hace pocos días se conoció la noticia de que el popular e histórico reproductor de música digital fue comprado por la empresa de radios online Radionomy (cuenta con un catálogo de más de 6.000 estaciones), junto con el servicio de streaming Shoutcast. Los detalles de la operación y el monto que pagó Radionomy no fueron revelados, al menos según el medio online especializado The Verge.

Alexandre Saboundjian, CEO de Radionomy citado por RedUsers, afirmó que “el rol [de Winamp] es claro en la evolución futura de los medios en línea: planeamos hacerlo un reproductor ubicuo, desarrollando nuevas funcionalidades dedicadas al escritorio, al móvil, a sistemas para los automóviles, a dispositivos conectados y a otras plataformas”.

Está visto: muchas veces la cosa no consiste tanto en matar o dejar morir un producto o servicio digital. A veces la clave consiste en ver de qué manera se lo puede reconvertir, innovando.

Winamp resurge de las cenizas. Winamp no se va.


Publicado por Alejandro Marticorena el 13 Enero, 2014

Usound es una de las startups aceleradas por Wayra Argentina en esta tercera generación de compañías digitales que se presentaron oportunamente a su convocatoria.

Una startup que se distingue, claramente, en un aspecto quizás poco común en el ambiente emprendedor: su carácter social, ya que se trata de un proyecto que utiliza smartphones para utilizarlos como audífonos para personas con dificultades en la audición.

Ezequiel Escobar, uno de sus fundadores, nos explica detalles del proyecto y cuál fue la idea disparadora que los llevó a ser una de las startups aceleradas por Wayra.

Publicado por Alejandro Marticorena el 21 Noviembre, 2013

Este año quedará, entre otras muchas cosas, como el año del fin de tres servicios o productos digitales que llegaron a ser muy buenos y muy usados.

Y dos de ellos en particular alcanzaron mucha popularidad en Internet.

El primero fue el MSN Messenger, de Microsoft, discontinuado el 15 de marzo y anunciado a principios de enero. El segundo (cuyo fin se anunció anteayer, 19 de noviembre) el reproductor de música Winamp.

El tercero, Google Reader, discontinuado a partir del 1° de julio, seguramente no tuvo la masividad de los dos primeros pero sí hay que decir que fue muy popular entre quienes son (somos) asiduos lectores de blogs y sitios que, además, sirven de fuente informativa para nuestro trabajo.

En efecto: hoy, la noticia es que el ya mítico y popular Winamp, lanzado hace nada menos que 15 años dejará de estar disponible para descargas, actualizaciones y soporte a partir del próximo 20 de diciembre.

Este reproductor, del que simpáticamente podríamos decir “si fuiste internauta en la primera década del milenio y jamás usaste Winamp, no conociste Internet”, fue creado en 1997 por el programador y hacker Justin Frankel quien, poco después, fundó la empresa Nullsoft, adquirida dos años después por America On Line (AOL) por la nada despreciable suma de 80 millones de dólares.

¿A qué se debe el final de Winamp? Suena muy razonable lo que dicen en Alt1040. factores tales como el surgimiento de Spotify supuso un nuevo paradigma de consumo de música.

En efecto, soportada por la nube, y no ya dependiendo de archivos alojados en el dispositivo de turno, el disfrute musical pasó a tener, además, la ventaja de un catálogo infinitamente más vasto que la “biblioteca” de nuestra PC.

A eso se suma que “servicios como Google Play Music, Amazon Cloud Player o iTunes Match nos permiten subir a la nube nuestra música y hacer que ésta esté disponible para todos nuestros dispositivos”, sin contar con las alternativas disponibles en software libre.

Otro producto tecnológico que, seguramente, entrará en la galería de la nostalgia “tech“…

Publicado por Alejandro Marticorena el 17 Octubre, 2013

¿Se acuerdan de Napster, verdad? Napster (más info en Wikipedia) fue uno de los primeros servicios de esa modalidad conocida como P2P (o “peer to peer“) para el intercambio de archivos musicales entre computadoras vía Internet. Fue creado en 1999 pero alcanzó gran popularidad al año siguiente.

Bueno, la noticia de hoy es que Telefónica alcanzó un acuerdo con Rhapsody International, la empresa que a fines de 2011 compró napster, para convertirse en una fuerza global en el mercado de la música digital.

¿Qué supones esto para ambas partes? En principio, que los actuales clientes de Sonora, la plataforma de música online por suscripción de Telefónica y operada por Terra, podrán disfrutar de más y mejor contenido musical por el mismo precio, o incluso menor (sigue). Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 13 Septiembre, 2013

No todo emprendimiento, no toda startup, tiene necesariamente un objetivo únicamente económico y de negocio.

Es el caso del proyecto uSound, una de las 9 startups acelerada por Wayra Argentina en la tercera generación de compañías a las que esa empresa de Telefónica aporta capital, coaching, mentoring, capacitación, infraestructura tecnológica y proyección global, entre otros beneficios.

La noticia, esta vez, es que uSound fue reconocido por la Comisión Unicameral de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión del Senado por el perfil social de su emprendimiento tecnológico, enfocado en la prevención de deficiencias auditivas y en la inclusión social de personas con hipoacusia (sigue).

Ver más

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías