Publicado por Alejandro Marticorena el 12 Noviembre, 2015

¿Te gustan las películas de James Bond? Si sos de los que no se pierden una del agente secreto 007 te habrás maravillado, más de una vez, con la tecnología que aparece en prácticamente todas sus películas.

Y aparece de todo: desde cigarrillos que disparan balas hasta relojes pulsera con imanes capaces de arrebatarle una cuchara a alguien parado a dos metros. Y, claro, autos submarinos que disparan misiles, un estrambótico GPS en un auto de inicios de la década del 60, microcámaras fotográficas, relojes de pulsera con minipantallas de televisión (¿una suerte de “proto smartwatches“?), un coche que se guía desde un control remoto con pantalla en la que se ve el camino o detonadores de bombas escondidos en las patillas de unos lentes, y más: todo era posible en las películas de James Bond.

Quizás te consideres un fanático. Y puede ser. Pero sabé que hay quienes, quizás, te superan. Como, por ejemplo, los del canal de YouTube Burger Fiction: según cuentan aquí, hicieron un video de más de 14 minutos de duración donde resumieron los 193 gadgets tech que se utilizaron en la saga de James Bond, a lo largo de 54 años de historia.

Seguramente es buen momento para verlo: después de todo, hace una semana se estrenó “Spectre“, la última de 007 y -a la vez- la última interpretada por Daniel Craig.

Aquí, entonces, el video intitulado “Every James Bond gadget ever“. A disfrutarlo.


Imagen: @TNS Sofres, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 9 Noviembre, 2015

Los más jóvenes probablemente nunca lo hayan visto. Incluso, es posible que no hayan oído siquiera hablar de él.  Pero a quienes cuentan cuatro o más décadas en su documento de identidad, la sola mención del nombre de Pepe Biondi seguramente será razón suficiente para esbozar una sonrisa.

Y aunque no nos proponemos aquí hacer una larga crónica sobre la obra del humorista, acróbata y artista de variedades argentino de los años 60, sí quisiéramos rescatar a su personaje Anita para hablar de los nuevos asistentes virtuales que compañías como Facebook, Google, Apple, Microsoft y Amazon están presentando al mercado para hacer más fácil la vida de sus usuarios.

Anita, anota” decía Pepe Biondi a su híper eficiente novia, que llevaba cuenta de sus disparatadas ideas. Encarnaba así, graciosamente, el antiquísimo sueño humano de contar con un asistente que nos asista y resuelva todas nuestras necesidades con solo pedírselo, e incluso, a veces, sin necesidad siquiera de tener que solicitarlo. Un sueño, en definitiva, que parece estar a punto de cumplirse a juzgar por presentaciones como la que Amazon acaba de hacer bajo el nombre de Alexa.

Buenos días, Alexa

El ecosistema de asistentes virtuales de a poco se va poblando. Apple con Siri, Google con Google Now, Microsoft con Cortana y, hace bastante menos tiempo, nada menos que Facebook con Facebook M (o “M”, a secas, y del que diremos algo más abajo) ya habían ingresado con diferente fuerza en el campo de los asistentes virtuales.

Ahora, la presentación de Amazon parece elevar la vara en el desafío de idear estos nuevos “esclavos tecnológicos” que hagan las cosas por nosotros. “Si bien Siri y Cortana responden a cualquier tipo de pregunta, programan citas, envían correos electrónicos y despiertan al usuario cuando desea, la nueva asistenta de Amazon va más allá”, aseguran aquí.

La primera gran diferencia es que Alexa tiene forma física, se puede colocar en cualquier lugar de la casa y está siempre dispuesta a escuchar las órdenes de los habitantes del hogar a través de sus siete micrófonos integrados. El invento de Amazon tiene forma de cilindro (inicialmente conocido como Amazon Echo) y cada vez que escuche su nombre, Alexa, intentará obedecer a todo lo que se le pida”.

Después de aclarar que “el nuevo asistente es capaz de resolver dudas y cumplir sus tareas sin que nadie se acerque a él (ella) ni pulse ningún botón”, la nota resalta la capacidad de Alexa para poner nuestra canción favorita, encender el lavarropas o poner las luces de la casa en modo película, un tipo de función que puede explotar en múltiples direcciones en la medida en que la domótica gane más y más lugar en los hogares.

¿Querés ver una demostración de cómo funciona? Este video lo muestra.

Regalo para mi esposa

Facebook M es otro de los que se anota en la carrera de las “Anitas” virtuales. Anunciado en agosto último, por ahora está en fase de testeo. Como explica la revista Wired en la cobertura que hizo sobre el tema, el nuevo asistente de Facebook es capaz de hacer reservas en restaurants, encontrar el regalo ideal para nuestra pareja o sugerirnos escapadas de fin de semana, entre muchas otras cosas.

La competencia en este ámbito nos aboca a un mundo muy interesante, con estrategias de diversos tipos y planteamientos radicalmente diferentes” dice el especialista Enrique Dans, quien señala que las nuevas posibilidades van “desde simplemente sustituir acciones del usuario para agilizar determinadas tareas (avísame de esto, llama a esta persona o búscame una respuesta a esta pregunta), hasta tareas más creativas (hiciste estas fotos y las he ensamblado en esta otra, o he tomado las fotos de tu viaje, las he montado con música de fondo y transiciones, y aquí tienes un resumen), o sugerencias de diversos tipos basadas en datos tomados de patrones del usuario (este producto te podría interesar)”.

Se trata en definitiva, de llevar a la realidad la vieja broma de Pepe Biondi. Solo que en lugar de una Anita de carne y hueso, ésta será virtual. Alguien dirá que Anita era además la novia del protagonista, y enamorarnos es algo que las máquinas difícilmente puedan hacer. Es posible, aunque ahí está la película Her, (aquí, información en Wikipedia) para ayudarnos a imaginar lo contrario.

Imagen: @Bhupinder Nayyar, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 20 Octubre, 2015

Una de las formas más crueles y punzantes que el dibujante y productor televisivo Matt Groening, autor de Los Simpsons, tuvo para criticar ciertos hábitos de la familia media estadounidense en los 80 fue mostrar a todos sus miembros sentados e “idiotizados” frente al televisor.

No en vano, durante mucho tiempo, se llamó al rey de los aparatos hogareños “la caja boba”, una nominación que sorprendente y sugestivamente ha cambiado en los últimos años por la de su opuesta “Smart TV”.

Y es que, de hecho, la televisión que conocemos hoy poco o nada tiene que ver con la que tradicionalmente miraron nuestros padres y abuelos, sujeta a horarios inamovibles, a una programación única y a una oferta de contenidos que, a la luz de los que disponemos hoy, parece extremadamente reducida y pobre.

Hace poco más de un año, como panelista de la primera edición de Mediamorfosis, el periodista argentino Reynaldo Sietecase desafiaba a la audiencia, a propósito del caso Vorterix, y proponía: “tomen a cualquier adolescente y pregúntenle si mira televisión. Se van a sorprender con la respuesta”.

En realidad, es posible que los chicos sigan mirando productos televisivos, solo que no necesariamente lo hacen a través del televisor. Tablets y celulares han reemplazado en buena medida al medio privilegiado para el consumo de contenidos en video.

Cambios en las audiencias, cambios en el consumo

Gracias a la conexión de los Smart TV a Internet, el televidente de hoy se ha acostumbrado a consumir contenidos como quiere y donde quiere, y esa idea folletinesca de esperar hasta la próxima semana para ver cómo sigue una historia ha quedado definitivamente enterrada cuando Kevin Spacey decidió, junto a Netflix, lanzar todos los capítulos de House of Cards en forma simultánea, para que cada uno decidiera cómo y a qué velocidad consumiría la serie. Quien quisiera ver todos los capítulos en una noche podía hacerlo. Y quien quisiera verlos de a uno por día o de a uno por semana, también.

Naturalmente, esto altera de raíz la lógica tradicional de los medios masivos de comunicación. Y representa un reto (y un dolor de cabeza, claro) para programadores y publicistas, que ya no dispondrán de una audiencia cautiva esperando pacientemente que ellos les digan qué ver y cuándo verlo.

Según una investigación de Digital TV Research, comentada recientemente por el medio especializado Señal Internacional, “el número de televisores conectados a Internet alcanzará 876 millones en 2020, más del doble en relación a los 415 millones esperados para finales de 2015”.

Más allá de que los fabricantes de SmartTV parecen los grandes ganadores de esta transformación, existen algunos desarrollos, como el de Apple TV, que permiten disfrutar de contenidos alojados en la nube sin necesidad de tener en casa un dispositivo tan costoso. Por un costo de entre 150 y 200 dólares, Apple TV no solo permite disfrutar de contenidos de Netflix, Youtube o Hulu sino además ejecutar una gran cantidad de juegos y aplicaciones, que como se sabe han sido una de las claves para el crecimiento del iPhone o el iPad. No en vano, el CEO de Apple, Tim Cook, dijo que “la televisión del futuro son las apps”.

Como se ve, atrás, muy atrás, ha quedado la imagen de toda una familia mirando la tele. No porque ya no se pueda disfrutar en conjunto de una buena película, sino porque, si bien eso podrá ocurrir como excepción, la TV conectada tiene hoy un sinfín de sugerencias y propuestas adecuadas a cada gusto y a cada espectador.

¿Cómo sigue la historia? Es difícil saberlo por ahora. Y no hay spoiler capaz de anticiparlo.

Imagen: @VIA Gallery, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 19 Octubre, 2015

Muchos de nosotros –si no todos- hemos oído hablar alguna vez de los millennials, como se llama a esos jóvenes nacidos entre los 80 y el fin del Siglo XX, y a los que el cambio de milenio los encontró en plena adolescencia. Breve disgresión en el arranque del post: Telefónica realizó a mediados del año pasado un estudio global sobre este segmento, cuyos resultados comentamos aquí.

Volviendo de la disgresión: insertos ya de lleno en el mundo del trabajo, los millenials han incorporado una serie de características peculiares en su relación con muchas cosas –el trabajo entre ellas-, que los han separado de las generaciones precedentes para desconcierto, furia y/o desorientación de sus mayores.

Tal como afirma una nota reciente de la edición online de la revista Forbes, los millenials son una generación atravesada por “computadoras portátiles,  smartphones, espacios de trabajo compartidos, home office,  acceso a Internet y la posibilidad de administrar sus horarios” lo que permite que trabajen desde cualquier lugar y en cualquier momento “obligando a las tres generaciones que actualmente conviven en el ámbito laboral a adaptarse a un nuevo paradigma profesional”.

En efecto, esta nueva manera de relacionarse con la tecnología es tan novedosa que no falta quien afirme que los jóvenes de hoy consideran a sus dispositivos tecnológicos como extensiones de su propio cuerpo.

Además de representar una amenaza y a veces una ofensa para quienes difícilmente comprenden esta nueva manera de relacionarse altamente mediatizada por la tecnología, el vínculo de los jóvenes con sus dispositivos dio lugar al concepto de BYOD (acrónimo de “bring your own device”, o “traiga su propio dispositivo”), algo de lo que ya hablamos hace algún tiempo y que está motivando una serie de nuevos desarrollos para las empresas.

La posesión y uso de BYOD hace que puedan mezclarse, en un mismo dispositivo móvil, las actividades personales con las responsabilidades laborales, algo que en un principio podría representar toda una  ventaja (conexión en todo momento y en cualquier lugar), pero que también puede tener consecuencias peligrosas para las empresas.

Mantener la seguridad informática

En efecto, la idea de que un empleado mezcle el uso de perfiles propios en redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin para comunicarse con sus clientes, representa tanto una serie de oportunidades como un conjunto de desafíos. Entre estos últimos aparecen interrogantes como de qué modo mantener la seguridad, cuál es el límite de la privacidad que no se debe franquear por cuestiones laborales, como manejar los antiguos “horarios de trabajo” y una larga serie de etcéteras.

Muchas empresas ya empezaron a implementar soluciones para estos retos, tales como la asignación de códigos y tarjetas de seguridad que permiten unir los móviles propios de los usuarios con la información necesaria de la compañía, reduciendo sensiblemente los niveles de riesgo.

Sin embargo, existe un largo camino todavía por recorrer en el desarrollo de soluciones que permitan aprovechar las ventajas del BYOD neutralizando sus riesgos.

Lo que queda claro, en cualquier caso, es que la forma de trabajar y de incorporar la tecnología en el trabajo ha cambiado para siempre. Será cuestión de seguir monitoreando el tema y estar atentos a las novedades, quizás desde la comodidad de nuestra casa y en cualquier noche de insomnio.

Imagen: @AJ LEON, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 8 Octubre, 2015

Una y otra vez nos hemos encargado, desde este espacio, de las muchas y diferentes posibilidades que se abren a partir de la Realidad Aumentada (RA), una tecnología que permite añadir información virtual a un objeto físico y observar la interacción de ambas a través de un dispositivo que, generalmente (aunque no únicamente), es un smartphone.

Y así como hemos visto el modo en que esta técnica permite “viajar al pasado” o ampliar y llevar a otro nivel la experiencia del visitante a un museo, esta vez queremos invitarlos a sobrevolar el mundo de las aplicaciones de RA para ver en cuántos y qué variados campos esta técnica nos permite asomarnos a nuevos universos.

Estar en la luna, jugar con osos y edificios que no existen

Si de universos hablamos, quizás sea buena idea empezar por Google Sky Map, la aplicación de Google que permite identificar estrellas, planetas, galaxias y cuerpos celestes con solo enfocar el celular hacia el cielo. Entre otras ventajas de esta atractiva app astronómica está el hecho de que cuenta con un indicador de posición, que sugiere mover el teléfono en diferentes sentidos para poder ver una constelación determinada.

Si el interés en cambio va por el lado de la arquitectura, existen numerosas soluciones que utilizan esta técnica para, por ejemplo, poder “ver” un edificio antes de que éste sea construido, entre muchas otras opciones.

Atrás van quedando las laboriosas maquetas que tantas horas de sueño robaron a los estudiantes de arquitectura. Hoy, gracias a la tecnología, sólo necesitamos deslizar el teléfono móvil sobre un plano para ver el edificio en que queremos vivir corporizarse frente a nuestros ojos en pocos segundos.

Otro de los campos que se está sirviendo cada vez más de la RA es el de la publicidad, con casos que van bastante más allá de la típica latita o pack de snacks que, al ser observados con el celular, despliegan un poster o un video virtual. Si bien éste es un uso interesante y que abre la puerta a divertidas ideas, existen experiencias bastante más creativas y novedosas, como fue el caso, en 2013, de la asociación entre Coca-Cola y la World Wildlife Fund. Más allá de sus diferentes naturalezas (una empresa y una ONG), ambas organizaciones se unieron para crear conciencia sobre la destrucción del hábitat de los osos polares en el Ártico. Utilizando la realidad aumentada en una instalación del Museo de Ciencias de Londres, crearon un entorno que permitía a los visitantes del museo “estar” físicamente en medio del Ártico, rodeados de osos polares y “sentir” bajo los pies la rotura de un bloque de hielo.

Y si bien podríamos seguir por horas comentando usos novedosos de la RA, terminaremos este post con la aplicación con la que soñaron millones de malhumorados estudiantes de idiomas: World Lens. Una app que fue recientemente adquirida por Google y es capaz de detectar textos impresos (por ejemplo en un menú de restaurant, en un folleto turístico o en una parada de colectivo) y traducirlos al idioma que el usuario desee.

Como se ve, la RA está transformando, literalmente, a la realidad tal como la conocimos. Ya no alcanza con ver para creer. Será cuestión de creer (en la tecnología) para poder ver todo lo que la realidad tiene para mostrarnos.

A modo de “yapa”…

Ya en 2009 comentábamos en Tendencias Digitales los avances que el hindú Pranav Mistry venía desarrollando a partir de su proyecto “Sixth Sense“.

En ese post comentábamos algo sobre ese proyecto y compartíamos un interesante video de su participación en las TED Talks donde el creador de esta tecnología contaba, en menos de 14 minutos, sus potencialidades: todas (o casi) vinculadas con la RA. Por eso, nos pareció un aporte valioso volver a hacerlo aquí. Realmente vale la pena invertir esos pocos minutos en verlo. Para subtitularlo al español, fijate debajo del video sobre la derecha que hay uno de los íconos que te permite hacerlo: desplegá las opciones, elegí “spanish” y listo.

Imagen: @WikimediaCommons, distribuida con Licencia CC BY SA-3.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 25 Septiembre, 2015

Septiembre es el mes en que los fabricantes de tecnología más importantes del mundo ponen “toda la carne al asador” y los fanáticos babean. Así es que, como algún lector sagaz ya se habrá dado cuenta, hoy dedicaremos nuestro espacio a las sorpresas de la feria IFA de Berlín, que volvió a realizarse en este septiembre de 2015 que ya va llegando a su fin.

Como era de esperarse, la feria este año rompió todos sus records, ya que contó con 1.645 empresas expositoras de 50 países y recibió a más de 250 mil espectadores. Vale agregar, como nota de color, que la feria IFA es la más tradicional de Europa y sus orígenes se remontan a 1924, cuando se la conocía como “La Gran Feria de la Radio Alemana”.

Curiosidades de la feria

Por supuesto que smartphones, tablets, y relojes fueron las estrellas de la feria. Pero en los 150.000 metros cuadrados de la expo tecnológica de Berlín hubo mucho más que celulares y relojes inteligentes. En Tendencias Digitales nos gusta ir a veces por lo distinto, así que vamos a contarles lo que probablemente no hayan visto en otro lado.

Si usted es una de las tantas personas que sufre desórdenes de sueño, ya no solo la farmacopea estará de su lado, porque Samsung presentó SleepSense, un dispositivo que monitorea los patrones de sueño y enseña cómo mejorarlos. Desde la compañía esperan que la nueva creación se convierta en una especie de “consultor de sueño personal”, ya que viene con un sensor que se ubica debajo del colchón y mediante una aplicación móvil el usuario recibe al despertarse el resumen de su jornada de sueño.

Otra curiosidad de la feria es el VivoStick de Asus, una mini PC con el tamaño de un pen drive que se conecta por medio de un puerto HDMI, dotando de inteligencia a un monitor o un televisor, y tiene la capacidad de cargar con Windows 10.

En tiempos donde todo es portátil, las PC de escritorio no morirán… pero deberán adaptarse. Así es que Acer presentó el Revo Build Mini PC: otra mini PC pero que, en este caso, está hecha de módulos magnéticos cuya actualización sólo implica quitar un módulo y poner otro. Como dicen en Gizmodo, “la gráfica y el disco duro van en bandejas separadas por lo que, si necesitamos más músculo gráfico o más almacenamiento, solo tenemos que comprar un nuevo módulo y cambiarlo“.

Por otro lado, Lenovo presentó una idea poco ortodoxa que puede convertirse en la fantasía de todos los cinéfilos. Lenovo Yoga Tab Pro 10 es una tableta con la capacidad de generar una pantalla de hasta 70 pulgadas en cualquier pared.

Por supuesto que, más allá de presentar tecnologías de vanguardia y nuevas pequeñas revoluciones año a año, no se amontonan más de 1500 expositores tecnológicos en una feria internacional sin que algunos hagan aportes, digamos, bizarros. Por eso, si tu interés va por este lado la gente de Tech Radar se tomó la molestia de hacer su propio top 10 de las cosas más extrañas que se vieron en la IFA 2015. Y es que hay opciones para todos los gustos en la viña del Señor, y en Tendencias Digitales las compartimos con ustedes.

Imagen: @janitors by license Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 26 Agosto, 2015

En un evento reciente realizado en Buenos Aires, sobre el que hemos hablado hace algunas semanas en este blog, un grupo de destacados directores de cine argentinos, entre los que se encontraban Marcelo Piñeiro y Juan Taratuto,  se preguntaron y debatieron acerca de una pregunta desafiante: ¿es la realidad virtual la muerte del cine?

Las conclusiones no fueron terminantes pero el debate fue intenso y acalorado acerca de  este novedoso tipo de realidad, que intenta expandir las sensaciones y crear vivencias radicalmente nuevas a través de lo que ha dado en llamarse “experiencias inmersivas”.

Empecemos por el Cardboard que presentó Google: un casco de realidad virtual hecho de cartón (sí, leíste bien: cartón). Su objetivo es que cualquiera que desee obtener este dispositivo pueda hacerlo con una mínima inversión de dinero.

Los cardboard utilizan un smartphone para la proyección de imágenes, motivo por el cual sólo están compuestos por un par de lentes biconvexos de 40 milímetros de distancia focal y un disco magnético de neodimio para permitir la interacción con el celular.

Además de su bajo costo, estos dispositivos de realidad virtual son de código abierto para que, a través de un tutorial que la misma compañía publicó, fabricantes y usuarios se animen a construir sus lentes de manera casera.

Ver más allá

Por su parte, en la Universidad de Stanford crearon un prototipo que va más allá de la realidad estereoscópica.

Mientras que lo habitual en los cascos de realidad virtual es crear una ilusión 3D utilizando dos imágenes separadas (una para cada ojo) en diferentes ángulos, la novedad en este caso reside en introducir una sensación de profundidad para cada ojo usando dos pantallas LCD transparentes que se coloran en varias capas, lo que permite que nuestros ojos enfoquen cada vez más.

Por otro lado, el famoso y en muchos sentidos pionero Oculus Rift, de la compañía Oculus VR, que fue adquirida por Facebook en 2014 a un precio de 1.450 millones de Euros, saldrá al mercado el primer trimestre de 2016, gracias a la plataforma de financiación colectiva Kickstarter, que ayudó a que el proyecto recaudara 2,4 millones de dólares.

En el caso de PlayStation, Sony tiene previsto para el primer semestre de 2016 la salida de Project Morpheus, un sistema de realidad virtual pensado para PlayStation 4 que tiene una pantalla OLED de 5,7 pulgadas y una resolución de 1920 x RGB x 1080 que expande el campo de visión y elimina la visión borrosa.

La innovación hasta en el vino…

Hasta aquí los principales dispositivos y tecnologías que buscan disputar un mercado que, según algunas proyecciones, pasará de 200.000 unidades vendidas en 2014 a unos casi 24 millones en 2018.

Este crecimiento hará, indudablemente, que los contenidos pensados y creados para esta nueva forma de consumir entretenimiento se multipliquen y abarquen casi todos los aspectos de nuestra vida.

Y si bien por el momento (y solo por el momento) estos desarrollos son incipientes, podemos ya encontrar casos como el de Bodegas Ramón Bilbao, que es la primera empresa vitivinícola española que utiliza dispositivos de realidad virtual para que cada visitante viva la historia de la compañía, desde que nace la uva hasta que llega a la copa del vino.

Es posible que al momento de publicar esta nota nuevas creaciones de realidad virtual estén ya haciendo su aparición, y es más que recomendable prestar atención a un sector que, con toda certeza, nos estará sorprendiendo de muy diversas maneras en los próximos meses.

Tan inminente es la “revolución de la realidad virtual” que, según los especialistas, las bolsas de navidad de este año vendrán cargadas de muchísimos dispositivos de este tipo de tecnología.

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con Licencia Public Domain.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 24 Agosto, 2015

Después de la revolucionaria aparición de la tecnología touch, que permitió realizar acciones deslizando o apoyando un dedo sobre la pantalla, muchos sentimos que ya no habría más nada por inventar. Error: el avance tecnológico relacionado con pantallas de celulares, televisores y tablets sigue avanzando a toda máquina y cada vez tenemos modelos más delgados, más flexibles… y ahora también transparentes.

Efectivamente, las pantallas OLED y transparentes parecen ser el último grito en la evolución tecnológica, en el que varias compañías conocidas ya están trabajando.

Es el caso de Samsung Display, por ejemplo, que pertenece al gigante surcoreano y está dedicada a fabricar paneles para monitores y televisores; y acaba de presentar dos prototipos basados en tecnología OLED: a uno le permite transformarse en un espejo y el otro es transparente.

La empresa utilizó cámaras de profundidad RealSense de Intel para poder identificar movimientos faciales, distinguir contornos, medidas y distancias, así como también identificar el movimiento de la punta del dedo en la pantalla. Por otro lado, la cámara puede escanear la habitación en la que se encuentra la pantalla para que sea cargada en el monitor transparente.

Estamos entusiasmados con crear una nueva dimensión interactiva en los shoppings“, declaró Oseung Yang, vicepresidente de Samsung Display, ya que este tipo de pantallas crea un “probador” automático para que los clientes puedan ver ropa y productos en un local de manera realista y personalizada.

Samsung no es la única

Por otro lado, la empresa LG Display anunció que planea invertir 8.470 millones de dólares en pantallas OLED (siglas en inglés de “diodos orgánicos de emisión de luz”) para los próximos tres años, ya que estos mejoran el color y disminuyen el consumo energético.

Además, la empresa invertirá no sólo en dispositivos grandes, como televisores, sino también en pantallas de smartphones y wearables.

En el caso de la empresa ZUK, procedente de China y que cuenta con el respaldo de Lenovo y Qiboo 360, lo que hicieron fue presentar un prototipo de smartphone denominado ZUK Z1, un modelo novedoso que casi no posee marco sino que es todo pantalla y es transparente, lo que permite ver a través de la misma.

El smartphone, con sistema operativo Android, cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas de resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles.

Y si bien no es algo demasiado concreto por el momento (o sí lo es pero nadie da detalles), también Apple está trabajando en la producción de pantallas OLED transparentes, aunque aparentemente tuvieron problemas con la calidad de imagen.

Así las cosas, las pantallas OLED parecen representar un futuro que, como varias veces dijimos en este blog, ya es presente. O incluso pasado porque, ¿quién no recuerda a  Tony Stark, el personaje de la saga de “Iron man”, que en sus películas trabajaba con pantallas transparentes, o las que aparecen en la película Minority Report, por ejemplo?

Como siempre, la ciencia ficción predice los adelantos. ¿O será que los genera?

Imagen: @edans, con Licencia CC BY 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 19 Agosto, 2015

Uno de los temas centrales de debate que aparecen frente a cualquier avance tecnológico que impacta en nuestra vida cotidiana es cómo preservar nuestros datos y nuestra información personal (fotos, archivos, documentos, claves) de modo que se mantengan seguros y a la vez fácilmente accesibles.

Desde hace unos años, en estos temas la palabra clave parece ser “la nube”. También denominada cloud computing (por eso lo de “nube”), el usuario puede tener acceso a sus documentos, archivos, fotos y datos en general, desde cualquier parte del mundo, en cualquier momento y casi desde cualquier dispositivo, fijo o móvil.

Sin embargo, y si bien trae aparejadas numerosas ventajas, el hecho de que nuestra información personal esté guardada en un lugar remoto conlleva también riesgos e inseguridades.

Por eso, en este post te vamos a comentar las principales medidas que los usuarios de la nube pueden adoptar para mantener sus datos de forma segura.

Más allá de las contraseñas

Los métodos tradicionalmente usados en la autenticación para usar servicios en la nube, como las contraseñas estáticas o las preguntas de seguridad, ya han dejado de ser efectivos. Tal vez nunca lo fueron, en principio”, asegura Eyal Green, Gerente de Ventas de HID Global, y responsable en México, Centroamérica y el Caribe de la división Identity & Access Management.

Por este tipo de razonamientos, las principales empresas de tecnología han comenzado a desarrollar sistemas para mejorar su seguridad digital y también la de sus usuarios. Algunas de las claves pasan por la huella digital, el DNI electrónico, el smartphone y todo lo que tenga que ver con métodos biométricos, como hablamos hace poco en un post.

La gente debería autenticarse con lo que le sea más fácil, sin necesidad de recordar nada”, reconoció el especialista en temas de seguridad a nivel mundial y CEO de Eleven Path, Chema Alonso.

Eleven Paths es una empresa de Telefónica, creada en el año 2013, que tiene como finalidad fabricar productos de seguridad informática para proteger a las personas y a las organizaciones. Uno de los productos de Eleven Paths es Latch, una app que permite al usuario desconectar los servicios online cuando éste no está conectado.

En febrero, además, la empresa comunicó la producción de dos nuevos productos: SmartID y SealSign. La primera permite la autenticación exacta de cada usuario combinando distintos factores como smartcards o huellas digitales, entre otros. SealSign, en cambio, es una plataforma de firma de documentos electrónicos, compatible con certificados digitales y sistemas biométricos, que mejora la productividad y eficiencia de los procesos de negocios, ya que genera documentos electrónicos con plena validez legal.

Para datos y fotos personales

Pero el cuidado de archivos no sólo está presente en el sistema laboral, gracias al avance tecnológico, las personas cada vez más intentan almacenar también sus propios archivos y fotografías personales en sistemas de cloud computing. Con Cloudfile podemos subir datos a Dropbox de manera segura, dado que mientras se están sincronizando los datos, éstos se cifran, para que sea imposible acceder a ellos.

Para los dispositivos iOS, está CloudSlice, que permite guardar de manera segura las fotografías que nos pertenecen, ya que la app encripta la información de todos los segmentos de la nube, aumentando así el nivel de seguridad.

Así vemos que, además de guardar en la nube cualquier tipo de archivo laboral o personal, es necesario que contemos con las medidas necesarias para el cuidado de estos datos. De esta manera vamos a estar seguros y tranquilos al tener la información deambulando por el ciberespacio.

FOTO: @Ministerio_tic distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 13 Agosto, 2015

Una de las frases más perturbadoras, temidas y odiadas de los días en que vivimos es la conocida “estoy sin batería”.

Y, claro, con sus múltiples variantes, tales como “me estoy quedando sin…”, “si se corta es porque ….”, “si no te llamo es que …”, y por supuesto, el ruego desesperado que nos lleva a implorar, como si pidiéramos agua en el desierto: “¿me prestás tu cargador?

De allí que la industria esté dedicando no pocos esfuerzos al desarrollo de baterías que rindan más y mejor. De hecho, a principios de año hablamos en este blog sobre las últimas novedades que había respecto a la creación de una batería de aluminio que permite cargar el celular en menos de un minuto (sí, leíste bien: menos de un minuto) Pero la cuestión no termina ahí.

Para smartphones y wearables

Google X, el equipo creador de Google Glass, está trabajando en baterías de alto rendimiento tanto para teléfonos inteligentes como para wearables. Este tipo de batería, además de tener mayor duración, está hecha con piezas de hardware que producen un menor riesgo de inflamación.

Por otro lado, Samsung SDI, impulsa un tipo de batería flexible para poder moldearla a nuestro gusto, retorcerla en las partes que queramos y hasta cortarla, con la tranquilidad de saber que, al estilo de un Terminator moderno, seguirá funcionando con normalidad. Según la empresa, este tipo de innovación podría salir al mercado en tres años.

Además, esta nueva batería sería delgada y pequeña, lo que la haría adaptable a dispositivos de cualquier tamaño y forma.

El otro enfoque: menor consumo

Naturalmente, las dos “caras” del problema de la batería son, por un lado, cuánta energía nos brindan éstas, y por el otro, cuánta energía demandan nuestros dispositivos.

En este último sentido, los investigadores de Microsoft Research cuentan con un proyecto llamado WearDrive que permite que las aplicaciones se ejecuten con un rendimiento mejor en 8,85 veces, y consuman hasta 3,69 menos de energía.

Este sistema está diseñado para relojes inteligentes y otros wearables semejantes, y requiere el uso de un smartphone cerca para transmitir datos vía Bluetooth o WiFi. De esta manera, los datos quedarían almacenados en la memoria del smartphone y no utilizarían la memoria flash, que es lo que más consume energía en este tipo de dispositivos. Así, el wearable queda liberado de las tareas que más batería gastan, gestionando únicamente aquellas que son más sencillas y livianas.

Como se ve, el mundo del consumo de energía sigue moviéndose a todo ritmo, y varias soluciones asoman con la esperanza de hacernos sentir que la frase más temida pueda convertirse pronto en algo del pasado, como lo son “me quedé sin papel para el fax” o “¿tenés cospeles?”.

Foto: @Melenita distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías