Publicado por Alejandro Marticorena el 3 Diciembre, 2015

Lo bueno de editar un blog con la historia que tiene Tendencias Digitales (en febrero cumpliremos nueve años) es que uno ya dispone de un importante archivo con producción propia.

Entonces, muchas veces se puede tener noción de cuánto hace que ciertas cosas, que parecen muy nuevas, en realidad tienen su origen en hechos (o anuncios) que datan de años atrás.

Es lo que sucede, por ejemplo, con notas como las que se comentan aquí. Se informa que la compañía surcoreana Samsung acaba de patentar “dispositivos móviles que se pliegan y se enrollan“, a partir de información publicada al parecer originalmente en el sitio Patently Mobile.

En efecto, la información difundida asegura que “se trata de móviles capaces de enrollarse y plegarse“, entre los cuales hay “un teléfono inteligente que puede doblarse en distintas secciones para entregar diversas funcionalidades, por caso, convertirse en una tablet“.

La cuestión es que, evidentemente, la novedad consistiría “apenas” en el patentamiento de tales dispositivos… pero no en los planes de Samsung.

En este post de hace casi cuatro años comentábamos algunos proyectos que diversas empresas -entre las que se contaba la surcoreana- donde no sólo mencionábamos el proyecto de dispositivos con pantallas táctiles flexibles: publicábamos el video que ves abajo, donde Samsung muestra, como comentábamos por entonces, “ni más ni menos que una tablet con pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente. Mejor dicho: una tablet que es una pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente“.

Y, claro: Samsung no es ni la única empresa que hace cuatro años (o más) ya pensaba en dispositivos flexibles, ni la única que publicaba videos demostrativos. En ese mismo post que publicamos en 2011 mostrábamos el video siguiente, que Sony ya había puesto online en mayo de 2010.

¿Es que no hay nada nuevo bajo el sol? Sí. Sólo sucede que lo que a primera vista parece nuevo, en realidad no lo es tanto.

Imagen: @Plastic Logic, distribuida con licencia CC BY-SA 2.0.

Publicado por Ignacio Forciniti el 26 Noviembre, 2015

Hace un tiempo comencé a hablar de cuáles son las mejores aplicaciones móviles (o apps, para sonar más techie) con las que podemos hacernos un favor a nosotros mismos a la hora de cuidar nuestra salud.

Y ya que estamos: cuando decimos “salud” solemos pensar automáticamente en un doctor, un hospital y tecnología de ultra avanzada para operaciones de alta complejidad. Pero… ¿estar saludable no es algo mucho más cotidiano? De hecho, podemos estar más sanos haciendo cosas muy simples, como caminar más y dormir mejor. A la lista de apps para mejorar la salud que mencioné en mi anterior post, sumo otras muy útiles para conseguir estos sencillos retos:

“Tenés que caminar por lo menos 10.000 pasos diarios”

Cuando parecía que ya no podíamos tener más retos que cumplir para estar más saludables, a alguien se le ocurrió contar nuestros pasos y definir que debemos dar 10.000 pasos por día. “Ah, no es nada, seguro que yo doy muchos más que 10.000 pasos por día” es lo primero que nos decimos cuando alguien nos cuenta este objetivo, pero ¿estamos seguros de que lo conseguimos?

Si bien hay dispositivos específicamente diseñados para eso (llamados podómetros) que miden de forma muy precisa los pasos, podemos también utilizar nuestro smartphone para contabilizarlos. Claro que no será tan preciso como un podómetro, pero el margen de error suele ser bajo y no requiere más que instalar una pequeña aplicación gratis en tu celular. ¿Por qué no probarlo?

A mi entender, el mejor es el Podómetro de Tayu Tau (acá en Android), donde cumple muy bien su función (y la aplicación ocupa muy poco espacio). Claro que si usas MyFitnessPal, podés usar Podómetro y Entrenador de Peso (Android | iOS) que te permite sincronizar la información recabada y poder tener un mejor registros de calorías quemadas. Por último, si sos de los que les gusta el mundo multiplataforma (para verlo desde tu celu, la tablet y la compu) te recomiendo el Runtastic Podómetro (Android | iOS).

“Procurá dormir 8 horas al día”

A todos nos gusta dormir bien, y más allá de procurar dormir el tiempo suficiente, lo importante también es poder descansar bien. ¿Acaso hay apps que también nos pueden ayudar a dormir mejor? Sí, hay apps para todo.

Runtastic Sleep Better (Android | iOS) permite hacer un seguimiento de las horas que dormiste y analizar qué tan bien descansaste con unas muy interesantes gráficas de seguimiento hora por hora. Tiene muchas otras funciones, como el poder registrar qué tan bueno fue el sueño y hasta el estado de ánimo con el que te despertás. Otra buena alternativa es SleepBot (Android | iOS) que hace un cálculo de tu “deuda de sueño”: podrás saber cuántas horas más tenés que dormir para poder sentirte descansado.

Eso sí, un dato a tener en cuanta al usar estas aplicaciones: al estar permanentemente con el micrófono abierto y procesando info, suele consumir mucha batería y elevar la temperatura de tu equipo. Así que recomiendo, ponerlo en “modo avión”, cerrar todas las apps abiertas antes de dormir y si lo dejan conectado al cargador mejor aún.

Como se ve, la tecnología en general y las apps en particular ofrecen, siempre, más que lo que uno supondría a primera vista.

Imagen: @Jason Howie, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Ignacio Forciniti el 29 Octubre, 2015

Hacer más deporte, beber más agua, caminar más, dormir mejor, no fumar. Éstas son sólo algunas recomendaciones de la casi interminable lista posible para tener nuestras vidas más saludables, y que suelen repetirnos a diario.

Cansado de que, por más esfuerzo que pusiese, siempre aparecía alguien que ponía el dedo en la llaga (y, cuando no, me agarraba infraganti comiendo una medialuna de grasa), me propuse que la tecnología sea mi aliada también en esto. Para mi sorpresa, en esa búsqueda descubrí todo un mundo de aplicaciones disponibles (y muchas de ellas gratuitas) que me han resultado muy útiles para ayudarme a conseguir estos retos. O, por lo menos, intentarlo.

Y como todo lo bueno se debe compartir, aquí les iré dejando aquellas aplicaciones que considero como las mejores para conseguir cada reto y así poner tu smartphone a tu favor para tener una vida más saludable.

Arranquemos por aquellas que tenemos más ansias de conseguir:

“Tendrías que bajar de peso”

Seguramente esta sea una de las metas más buscadas y que atormenta tanto a mujeres como a hombres. Sea por mejorar nuestra salud o simplemente por querer vernos mejor, tenemos disponibles muchísimas aplicaciones que pueden sernos de utilidad.

Podríamos agruparlas según las 2 tácticas más frecuentes:

Calorías que van y vienen

Hay aplicaciones que permiten registrar día a día lo que hemos comido y la actividad física realizada, y así poder llevar un registro de las calorías ingeridas y quemadas. Nada mejor para alimentarse de forma más sana que tomar consciencia lo que uno come.

  • MyFitnessPal o FatSecret son sin duda las mejores. Permite registrar de forma muy simple y rápida los alimentos (incluso escaneando el código de barras del envase), y son multiplataforma, es decir, podés seguir el registro desde tu celu, tablet o compu). Si tuviese que elegir entre ambos, me quedo con MyFitnessPal por la posibilidad de sincronizar su información con otras aplicaciones (algunas las detallaré más adelante).

  • Virtuagym Food es, además de un contador de calorías, un recomendador de una gran variedad de dietas… más allá de que sean realmente efectivas: por eso, es mejor -como dicen en las publicidades- acudir al médico; en este caso, el (o la) nutricionista.

A ponerse en forma

Por supuesto, no podían faltar aplicaciones que nos ayuden y motiven a mantenernos activos. Podría agruparlas en:

  • Especialmente para correr: Runtastic también es una excelente alternativa para correr, trotar o caminar. Tiene la capacidad de medir mediante el GPS del smartphone tu progreso guardando tu historial detallado; propone mapas de entrenamiento y se integra al mencionado MyFitnessPall (para llevar un registro más preciso de calorías quemadas), entre otras muchas funciones. Pero si tuviera que destacar algo realmente innovador y distintivo son sus Story Running: son historias narradas -como un audiolibro- que te involucra en la historia (donde, claro está, para lograr un buen desenlace de la misma deberás correr). Súper recomendable.

  • Para motivar tu entrenamiento deportivo: Endomondo permite hacer un seguimiento de tu entrenamiento (sea correr, caminar, andar en bicicleta, kayak o lo que fuese), ver tus estadísticas, fijarte un reto a conseguir y hasta competir con tus amigos.

  • Para hacer ejercicios en tu casa: como si se tratase de la evolución de los video de los años 80 para hacer gimnasia en tu casa, hoy contamos también con aplicaciones que sigue esa misma línea. Desde las que son videotecas donde recomienda ejercicios a realizar según la parte del cuerpo que deseamos ejercitar (como los realizados por la bailarina Magui Bravi Fitness) hasta los que recomiendan ejercicios para hacer en casa como Ejercicios Caseros o Entrenamiento de 7 minutos.

“Beber 2 litros de agua por día”

El médico, nuestras madres y hasta la TV (lógicamente con sus publicidades de agua) nos hablan de la importancia de cumplir esa meta. Y hasta muchas veces tras escuchar afirmaciones como “nuestro cuerpo es un 70% de agua…” tomamos conciencia de la importancia de hidratarnos y nos autodesafiamos diciéndonos: “vamos, no puede ser tan difícil, voy a empezar a asegurarme de tomar por lo menos 2 litros de agua por día”… pero con el correr de los días nos distraemos y llegado el fin del día quedamos lejos de esa meta.

Y hasta solemos autoconsolarnos, y nos mentimos con un “no llevo el control, pero debo estar tomando esa cantidad de agua”.

Pero… ¿para qué engañarnos? Por supuesto que existen también aplicaciones para ayudarnos a cumplir esta meta. Por citar alguna de ellas, Aqualert, Water your body o Toma Agua nos permiten ir registrando vaso a vaso la cantidad de líquido ingerido y así poder ver cuánto nos falta para terminar de cumplir nuestro objetivo diario, así como tu evolución semanal, mensual y anual.

Pero, a mi entender, lo mejor de todo es que cuando pasa mucho tiempo que no tomaste nada, te emiten un recordatorio para que nunca dejes de hidratarte (especialmente útil para días fríos que nuestro cuerpo no nos lo pide).

Como todos los grandes retos, se empieza de a poco. Comiencen por probar estas aplicaciones y vayan preparándose porque les traeré más recomendaciones en mi próxima visita por aquí.

Imagen: @ClkerFreeVectorImages, distribuida con Licencia CC0 1.0 Universal.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 19 Octubre, 2015

Muchos de nosotros –si no todos- hemos oído hablar alguna vez de los millennials, como se llama a esos jóvenes nacidos entre los 80 y el fin del Siglo XX, y a los que el cambio de milenio los encontró en plena adolescencia. Breve disgresión en el arranque del post: Telefónica realizó a mediados del año pasado un estudio global sobre este segmento, cuyos resultados comentamos aquí.

Volviendo de la disgresión: insertos ya de lleno en el mundo del trabajo, los millenials han incorporado una serie de características peculiares en su relación con muchas cosas –el trabajo entre ellas-, que los han separado de las generaciones precedentes para desconcierto, furia y/o desorientación de sus mayores.

Tal como afirma una nota reciente de la edición online de la revista Forbes, los millenials son una generación atravesada por “computadoras portátiles,  smartphones, espacios de trabajo compartidos, home office,  acceso a Internet y la posibilidad de administrar sus horarios” lo que permite que trabajen desde cualquier lugar y en cualquier momento “obligando a las tres generaciones que actualmente conviven en el ámbito laboral a adaptarse a un nuevo paradigma profesional”.

En efecto, esta nueva manera de relacionarse con la tecnología es tan novedosa que no falta quien afirme que los jóvenes de hoy consideran a sus dispositivos tecnológicos como extensiones de su propio cuerpo.

Además de representar una amenaza y a veces una ofensa para quienes difícilmente comprenden esta nueva manera de relacionarse altamente mediatizada por la tecnología, el vínculo de los jóvenes con sus dispositivos dio lugar al concepto de BYOD (acrónimo de “bring your own device”, o “traiga su propio dispositivo”), algo de lo que ya hablamos hace algún tiempo y que está motivando una serie de nuevos desarrollos para las empresas.

La posesión y uso de BYOD hace que puedan mezclarse, en un mismo dispositivo móvil, las actividades personales con las responsabilidades laborales, algo que en un principio podría representar toda una  ventaja (conexión en todo momento y en cualquier lugar), pero que también puede tener consecuencias peligrosas para las empresas.

Mantener la seguridad informática

En efecto, la idea de que un empleado mezcle el uso de perfiles propios en redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin para comunicarse con sus clientes, representa tanto una serie de oportunidades como un conjunto de desafíos. Entre estos últimos aparecen interrogantes como de qué modo mantener la seguridad, cuál es el límite de la privacidad que no se debe franquear por cuestiones laborales, como manejar los antiguos “horarios de trabajo” y una larga serie de etcéteras.

Muchas empresas ya empezaron a implementar soluciones para estos retos, tales como la asignación de códigos y tarjetas de seguridad que permiten unir los móviles propios de los usuarios con la información necesaria de la compañía, reduciendo sensiblemente los niveles de riesgo.

Sin embargo, existe un largo camino todavía por recorrer en el desarrollo de soluciones que permitan aprovechar las ventajas del BYOD neutralizando sus riesgos.

Lo que queda claro, en cualquier caso, es que la forma de trabajar y de incorporar la tecnología en el trabajo ha cambiado para siempre. Será cuestión de seguir monitoreando el tema y estar atentos a las novedades, quizás desde la comodidad de nuestra casa y en cualquier noche de insomnio.

Imagen: @AJ LEON, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 15 Octubre, 2015

Cuando hace algunas semanas comentamos el caso de Salman Kahn y su revolucionario método de enseñanza, dijimos que “Kahn no está solo” en esto de cuestionar los sistemas educativos tradicionales y ofrecer alternativas que, a juzgar al menos por la velocidad con que son aceptadas, parecen ampliamente superadoras de la histórica tiza y el gastado pizarrón.

Hablábamos entonces también de los MOOC y de algunas experiencias que se han desarrollado alrededor de estos recientemente. Pero, ¿qué son exactamente los MOOC? ¿Quiénes los ofrecen? ¿Es todo color de rosa en el universo MOOC? Veamos.

Algunos números, algunas ideas

Lo primero que hay que decir es que para que una propuesta de enseñanza pueda ser considerada un MOOC hecho y derecho debe cumplir con los requisitos que la propia sigla expresa. Es decir que deben ser “Masivos” (Massive), “Abiertos” (Open), “Online” y, además, deben ser “Cursos”, es decir que no se considerará dentro de esta clasificación a sistemas de consultas, foros u otras modalidades que no hayan sido concebidas con un principio y un fin.

Si bien es difícil precisar la aparición del primer MOOC, existe cierto consenso acerca de que 2008 fue el año en que se utilizó por primera vez este nombre para identificar un método específico de enseñanza. Como se ve, se trata de una metodología que aún no ha cumplido su primera década de vida a pesar de que ha tenido un crecimiento exponencial en muy poco tiempo.

Según datos de 2013, aportados por Coursera, una de las más grandes compañías que desarrollan y alojan MOOCs en el mundo, en poco más de un año esta firma había creado 328 cursos, provenientes de unas 62 universidades en 17 países.

Al día de hoy, la compañía declara 15.634.844 estudiantes y 1.462 cursos, originados por 133 instituciones, aunque el contador varía día a día. ¿Los temas? Desde nutrición equina hasta improvisación en jazz, todos o casi todos los que uno pueda imaginar.

Por su parte, Miríada X (una iniciativa conjunta entre Telefónica y el Banco Santander, de la que hablamos oportunamente), es otra de las plataformas que están liderando el desarrollo y la oferta de MOOCs, pero enfocada en el mundo hispanoparlante. Informa que tiene más de 1.600.000 alumnos registrados y 1.469 profesores provenientes de 64 universidades.

Así, tal como explicó recientemente en una nota el blog colega “A un clic de las TIC”, los MOOC se presentan como una respuesta posible a una demanda de educación que, es muy difícil de satisfacer por los medios tradicionales.

En este sentido, la nota refleja la opinión de Yuma Inzolia, líder de MiriadaX y gerente de Impacto social y proyectos especiales de Telefónica Educación Digital. Al respecto expresó, en el marco de la Cumbre de líderes mundiales por la educación celebrada en Bogotá en septiembre pasado, que “para 2025 se prevé que habrá por lo menos 80 millones de personas más que demandarán educación superior”.

¿Serán los MOOC la respuesta a los grandes desafíos  educativos del siglo XXI? ¿Será este el fin de las universidades tal como las conocimos quienes nos graduamos hace más de una década? Las preguntas están formuladas. Las respuestas irán llegando, a medida que pase el tiempo.

Imagen: @Wolfgang Lonien, distribuida con Licencia  CC BY – SA 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 24 Agosto, 2015

Después de la revolucionaria aparición de la tecnología touch, que permitió realizar acciones deslizando o apoyando un dedo sobre la pantalla, muchos sentimos que ya no habría más nada por inventar. Error: el avance tecnológico relacionado con pantallas de celulares, televisores y tablets sigue avanzando a toda máquina y cada vez tenemos modelos más delgados, más flexibles… y ahora también transparentes.

Efectivamente, las pantallas OLED y transparentes parecen ser el último grito en la evolución tecnológica, en el que varias compañías conocidas ya están trabajando.

Es el caso de Samsung Display, por ejemplo, que pertenece al gigante surcoreano y está dedicada a fabricar paneles para monitores y televisores; y acaba de presentar dos prototipos basados en tecnología OLED: a uno le permite transformarse en un espejo y el otro es transparente.

La empresa utilizó cámaras de profundidad RealSense de Intel para poder identificar movimientos faciales, distinguir contornos, medidas y distancias, así como también identificar el movimiento de la punta del dedo en la pantalla. Por otro lado, la cámara puede escanear la habitación en la que se encuentra la pantalla para que sea cargada en el monitor transparente.

Estamos entusiasmados con crear una nueva dimensión interactiva en los shoppings“, declaró Oseung Yang, vicepresidente de Samsung Display, ya que este tipo de pantallas crea un “probador” automático para que los clientes puedan ver ropa y productos en un local de manera realista y personalizada.

Samsung no es la única

Por otro lado, la empresa LG Display anunció que planea invertir 8.470 millones de dólares en pantallas OLED (siglas en inglés de “diodos orgánicos de emisión de luz”) para los próximos tres años, ya que estos mejoran el color y disminuyen el consumo energético.

Además, la empresa invertirá no sólo en dispositivos grandes, como televisores, sino también en pantallas de smartphones y wearables.

En el caso de la empresa ZUK, procedente de China y que cuenta con el respaldo de Lenovo y Qiboo 360, lo que hicieron fue presentar un prototipo de smartphone denominado ZUK Z1, un modelo novedoso que casi no posee marco sino que es todo pantalla y es transparente, lo que permite ver a través de la misma.

El smartphone, con sistema operativo Android, cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas de resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles.

Y si bien no es algo demasiado concreto por el momento (o sí lo es pero nadie da detalles), también Apple está trabajando en la producción de pantallas OLED transparentes, aunque aparentemente tuvieron problemas con la calidad de imagen.

Así las cosas, las pantallas OLED parecen representar un futuro que, como varias veces dijimos en este blog, ya es presente. O incluso pasado porque, ¿quién no recuerda a  Tony Stark, el personaje de la saga de “Iron man”, que en sus películas trabajaba con pantallas transparentes, o las que aparecen en la película Minority Report, por ejemplo?

Como siempre, la ciencia ficción predice los adelantos. ¿O será que los genera?

Imagen: @edans, con Licencia CC BY 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 13 Agosto, 2015

Una de las frases más perturbadoras, temidas y odiadas de los días en que vivimos es la conocida “estoy sin batería”.

Y, claro, con sus múltiples variantes, tales como “me estoy quedando sin…”, “si se corta es porque ….”, “si no te llamo es que …”, y por supuesto, el ruego desesperado que nos lleva a implorar, como si pidiéramos agua en el desierto: “¿me prestás tu cargador?

De allí que la industria esté dedicando no pocos esfuerzos al desarrollo de baterías que rindan más y mejor. De hecho, a principios de año hablamos en este blog sobre las últimas novedades que había respecto a la creación de una batería de aluminio que permite cargar el celular en menos de un minuto (sí, leíste bien: menos de un minuto) Pero la cuestión no termina ahí.

Para smartphones y wearables

Google X, el equipo creador de Google Glass, está trabajando en baterías de alto rendimiento tanto para teléfonos inteligentes como para wearables. Este tipo de batería, además de tener mayor duración, está hecha con piezas de hardware que producen un menor riesgo de inflamación.

Por otro lado, Samsung SDI, impulsa un tipo de batería flexible para poder moldearla a nuestro gusto, retorcerla en las partes que queramos y hasta cortarla, con la tranquilidad de saber que, al estilo de un Terminator moderno, seguirá funcionando con normalidad. Según la empresa, este tipo de innovación podría salir al mercado en tres años.

Además, esta nueva batería sería delgada y pequeña, lo que la haría adaptable a dispositivos de cualquier tamaño y forma.

El otro enfoque: menor consumo

Naturalmente, las dos “caras” del problema de la batería son, por un lado, cuánta energía nos brindan éstas, y por el otro, cuánta energía demandan nuestros dispositivos.

En este último sentido, los investigadores de Microsoft Research cuentan con un proyecto llamado WearDrive que permite que las aplicaciones se ejecuten con un rendimiento mejor en 8,85 veces, y consuman hasta 3,69 menos de energía.

Este sistema está diseñado para relojes inteligentes y otros wearables semejantes, y requiere el uso de un smartphone cerca para transmitir datos vía Bluetooth o WiFi. De esta manera, los datos quedarían almacenados en la memoria del smartphone y no utilizarían la memoria flash, que es lo que más consume energía en este tipo de dispositivos. Así, el wearable queda liberado de las tareas que más batería gastan, gestionando únicamente aquellas que son más sencillas y livianas.

Como se ve, el mundo del consumo de energía sigue moviéndose a todo ritmo, y varias soluciones asoman con la esperanza de hacernos sentir que la frase más temida pueda convertirse pronto en algo del pasado, como lo son “me quedé sin papel para el fax” o “¿tenés cospeles?”.

Foto: @Melenita distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 3 Agosto, 2015

Hace tiempo que hablamos de los wearables, como se dio en llamar a esos dispositivos tecnológicos que se incorporan en alguna parte de nuestra ropa o directamente sobre nuestro cuerpo con el objetivo de realizar una función específica (o varias) y que cada vez ganan más adeptos.

El mercado de este tipo de aparatos electrónicos está creciendo y registró en estos últimos meses su mayor aumento desde que aparecieron en las tiendas. Durante el primer trimestre del año, se vendieron 11,4 millones unidades e IDC (International Data Corporation) estima que en 2015 se venderán 72,1 millones de wearables, lo que representa un crecimiento del 173,3% respecto a los 26,4 millones de unidades que se suministraron en 2014.

Esperamos que los wearables inteligentes, los que son capaces de ejecutar apps de terceros, tomen la iniciativa en el año 2016. En esta categoría entran el Apple Watch y las Hololens de Microsoft, cuya expectación indica un cambio en este mercado, en el que la transición de los wearables básicos a los inteligentes abre oportunidades para los proveedores, desarrolladores de aplicaciones y fabricantes de accesorios”, afirmó Jitesh Ubrani, analista de investigación senior de dispositivos móviles en IDC.

Para 2019, en tanto, se considera que se llegaría a los 155,7 millones de wearables vendidos en todo el mundo.

Lo que se viene

Ya sea en televisores, celulares, ropa o zapatos, el protagonismo en el mundo de los wearables pertenece a las pantallas flexibles.

En mayo pasado, LG dio a conocer una pantalla de TV transparente y flexible, con un espesor de sólo 0,97 milímetros, capaz de adherirse a la pared a través de una serie de imanes.

Para 2017 habremos desarrollado exitosamente una pantalla OLED Ultra HD flexible y transparente de más de 60 pulgadas”, dijeron desde la compañía. Por otro lado, Samsung presentó un diseño que permitiría doblar el smartphone por la mitad que también podría usarse en tabletas de LCD y OLED.

Este tipo de producción abarata costos e impone una nueva tecnología más rápida e innovadora. Pero las pantallas flexibles (atenti con el dato) también podrían usarse en la ropa: First V1sion, una de las empresas finalistas del concurso de Intel “Make It Wearable”, firmó un acuerdo con la Liga Europea para crear un sistema de cámara integrado en las camisetas deportivas para obtener una mejor visión del juego, detalle que revolucionaría el mundo de los deportes.

Otro elemento que aprovecha este tipo de innovación es el calzado. La empresa Ishuu Technologies creó un zapato que cambia de color y diseño utilizando aplicaciones de pantalla flexible con tinta electrónica.

En la suela, el calzado -que sería la envidia de Cenicienta, sin duda- tiene un receptor de bluetooth para recibir órdenes desde el celular. De esta manera, un mismo par de zapatos podrá lucir distinto cada vez que el dueño lo requiera y podrá usarse con cualquier tipo de ropa.

La ropa de moda también tiene su espacio en este mercado: utilizando un sistema de rastreo de ojos, la diseñadora Ying Gao creó un conjunto de vestidos que se mueven al ser observados por alguien.

Amy Winters, diseñadora de la ropa Rainbow Winters, hace por su lado prendas que responden al ambiente. Así, por ejemplo, el vestido reacciona al sonido, a medida que el volumen aumenta, la prenda comienza a iluminarse; o el traje de baño que reacciona con la luz solar y cambia de color dependiendo de la exposición al sol que la persona tenga. Los wearables son quizás el mejor ejemplo de que la tecnología está ganando terreno cada vez más en nuestra vida.

Tanto, que hasta empezamos a “llevarla puesta”.

¿Faltará mucho para que estemos vestidos con trajes que tengan pantallas flexibles al estilo Teletubbies?

FOTO: @Superdiddly distribuida con licencia CC BY-SA 3.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 20 Julio, 2015

Podemos escribir una cantidad de inverosímiles caracteres, incluir números o signos de puntuación y combinar minúsculas y mayúsculas, pero el miedo a que una contraseña sea hackeada está en nuestra mente siempre.

Sin embargo, la solución a estos temores viene, una vez más, de la mano de la tecnología (se lo imaginaban, ¿no?) ya que con el avance que ésta ha tenido en el último tiempo, las contraseñas no son lo que eran y también ellas han cambiado, o al menos su metodología.

Empecemos por los emoticones. Sí, esos dibujitos virtuales que expresan cualquier tipo de sensación humana podrían llegar a ser una buena opción para mantener la seguridad de nuestros dispositivos electrónicos. La empresa Intelligent Enviroments está realizando el proyecto y sostiene que la variedad de emoticones ofrece 3.498.308 combinaciones diferentes. Cifra bastante distinta frente a los 7.290 que posee el código alfanumérico de cuatro caracteres tradicional.

El lado biométrico del asunto

La huella digital es otra gran opción que ya está presente en varios dispositivos móviles de hoy en día y cada vez es más utilizada; pero así como un celular nos puede “leer el dedo” también podría detectar una oreja… Y esa es la idea detrás de la aplicación Ergo Android, desarrollada por Descartes Biometrics, que propone autenticar a un usuario al unir los puntos que se trazan cuando éste apoya su oreja sobre el vidrio de la pantalla.

Por otro lado, y teniendo en cuenta que la retina de un ser humano deja de cambiar de forma después de los dos años de vida, ZTE presentó en marzo de este año el celular Grand S3 que se desbloquea con la vista. Con un escáner de retina incorporado en el aparato, la empresa hace uso de la tecnología desarrollada por la compañía EyeVerify, que funciona utilizando una cámara frontal de 8 megapixeles y registra la ubicación y el patrón de las venas del globo ocular para ser utilizado como contraseña.

Más allá del dedo, la oreja y el ojo…

Utilizar una foto instantánea como contraseña es algo con lo que ya cuentan varios aparatos tecnológicos, sobre todo los celulares. Pero la novedad es que una persona podría comprar algo con su tarjeta de crédito y validar dicha transacción con…¡una selfie!

Es verdad, aunque usted no lo crea, diría Ripley. En esto está trabajando la tarjeta de crédito Mastercard, que prosigue la idea de eliminar las contraseñas digitales para darle lugar a la biometría. En este sentido, el sistema, mediante los mecanismos de validación de rostro, demuestra nuestra identidad.

Una aplicación interesante para este tipo de avance tecnológico es FaceCrypt, que obliga a los usuarios a parpadear para demostrar que son humanos y no una simple fotografía; siendo así aún más confiable y seguro.

Una vez más, la tecnología nos demuestra que podemos confiar en ella y que más allá de las facilidades que nos brinda día a día, también está atenta a velar por nuestra seguridad y los datos de cada persona. ¿Quiere seguir leyendo? Apoye su dedo aquí.

Imagen: @Geralt, distribuida con licencia universal CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 17 Julio, 2015

Estamos a las puertas de las vacaciones de invierno, al menos por estas latitudes. Por eso, no sólo hay que agradecerle a la tecnología la ayuda que nos brinda en nuestro día a día laboral, sino también cuando nuestra ajetreada rutina pasa a un segundo plano y el momento de armar las valijas toma el protagonismo.

Y es que, el smartphone se ha convertido en una pieza fundamental, también, a la hora de organizar un viaje.

Desde alquilar departamentos, descargar mapas o conocer las principales virtudes y atractivos de una ciudad, hasta traducir palabras e imágenes, organizar un itinerario y el álbum de fotos, éstas son algunas de las acciones que lleva adelante un smartphone antes, durante y después un viaje.

Que el celu me guíe

Google no podía dejar pasar la oportunidad y, como era esperable, creó varias alternativas para que los viajeros se sientan a gusto en su recorrido por las distintas ciudades.

Por ejemplo, Google Maps es una de las más utilizadas a nivel mundial, con mapas de 220 países y más de 15.000 ciudades. La aplicación cuenta con GPS con voz para guiar mientras una persona conduce, anda en bicicleta o camina.

Y si de viajes se trata no podemos dejar de hablar de Airbnb, la ascendente red social en la que la gente puede conseguir espacios para dormir a un precio (mucho) más bajo que el de un hotel.

Como datos de su éxito, valga decir que para finales de este año la empresa proyecta obtener ingresos por 900 millones de dólares, aunque para 2020 esperan llevar la cifra de facturación a U$S 10.000 millones lo cual, junto con una ronda de financiación que esperan cerrar pronto, llevaría el valor de la compañía en 24.000 millones de esa moneda.

Y si hablamos de reserva de hoteles online, Trivago es una plataforma que permite comparar precios de hoteles buscando en más de 260 sitios web a la vez. Hay que configurar una cuenta, y el sistema permite guardar búsquedas y configurar el país y la moneda en que se quieren efectuar las búsquedas.

El tema de los idiomas es otro de los aspectos clave a la hora de organizar un viaje. Para ello, Translate -también de Google- es un traductor automático gratuito que trabaja con más de 90 idiomas diferentes y también puede traducir conversaciones completas. Pero eso no es todo, su herramienta más novedosa es la posibilidad de traducir imágenes. Se hace una foto con lo que se quiere traducir y la aplicación nos ofrece la versión en nuestra lengua automáticamente.

Si lo que se quiere es recorrer un trayecto y se necesita toda la información posible para llegar desde el punto A hasta B, Rome2rio es la aplicación perfecta, ya que brinda todo tipo de asesoramiento, desde vuelos, autos y trenes, hasta el costo y duración exacta de los taxis del lugar.

Para manejar itinerarios, reservaciones, confirmaciones de hoteles y números de vuelos, la aplicación ideal es Tripit, que lleva la cuenta de todos los arreglos de viaje, almacenando cada correo electrónico de confirmación de servicio de cada cuenta. Por otro lado está Kayak, que además de todo lo que ya mencionamos de Tripit, permite reservar autos.

Pero si hay algo que tenemos en claro es que la tecnología es sabia, por eso CityMaps2Go permite ver su ubicación y encontrar direcciones, compartir restaurantes y atracciones con altas clasificaciones ¡y no es necesario contar con una conexión a Internet para poder utilizarla!

Naturalmente, esta nota no estaría completa sin mencionar a TripAdvisor, la web que se presenta –no sin cierta razón-, como “el sitio de viajes más grande del mundo”, y que ofrece consejos de millones viajeros y una amplia variedad de opciones de viaje y funciones de planificación con enlaces directos a herramientas de reservación.

TripAdvisor cuenta con 340 millones de visitantes únicos mensuales y más de 225 millones de opiniones y comentarios sobre más de 4,9 millones de alojamientos, restaurantes y atracciones.

Una vez más, queda claro que lo mobile está ganando terreno y que se “mete” en cada aspecto de nuestra vida.  ¿Faltará mucho para la teletransportación? Estaremos atentos.

Imagen: @acanyl, distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Diciembre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Categorías