Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 19 Octubre, 2015

Muchos de nosotros –si no todos- hemos oído hablar alguna vez de los millennials, como se llama a esos jóvenes nacidos entre los 80 y el fin del Siglo XX, y a los que el cambio de milenio los encontró en plena adolescencia. Breve disgresión en el arranque del post: Telefónica realizó a mediados del año pasado un estudio global sobre este segmento, cuyos resultados comentamos aquí.

Volviendo de la disgresión: insertos ya de lleno en el mundo del trabajo, los millenials han incorporado una serie de características peculiares en su relación con muchas cosas –el trabajo entre ellas-, que los han separado de las generaciones precedentes para desconcierto, furia y/o desorientación de sus mayores.

Tal como afirma una nota reciente de la edición online de la revista Forbes, los millenials son una generación atravesada por “computadoras portátiles,  smartphones, espacios de trabajo compartidos, home office,  acceso a Internet y la posibilidad de administrar sus horarios” lo que permite que trabajen desde cualquier lugar y en cualquier momento “obligando a las tres generaciones que actualmente conviven en el ámbito laboral a adaptarse a un nuevo paradigma profesional”.

En efecto, esta nueva manera de relacionarse con la tecnología es tan novedosa que no falta quien afirme que los jóvenes de hoy consideran a sus dispositivos tecnológicos como extensiones de su propio cuerpo.

Además de representar una amenaza y a veces una ofensa para quienes difícilmente comprenden esta nueva manera de relacionarse altamente mediatizada por la tecnología, el vínculo de los jóvenes con sus dispositivos dio lugar al concepto de BYOD (acrónimo de “bring your own device”, o “traiga su propio dispositivo”), algo de lo que ya hablamos hace algún tiempo y que está motivando una serie de nuevos desarrollos para las empresas.

La posesión y uso de BYOD hace que puedan mezclarse, en un mismo dispositivo móvil, las actividades personales con las responsabilidades laborales, algo que en un principio podría representar toda una  ventaja (conexión en todo momento y en cualquier lugar), pero que también puede tener consecuencias peligrosas para las empresas.

Mantener la seguridad informática

En efecto, la idea de que un empleado mezcle el uso de perfiles propios en redes sociales como Facebook, Twitter o Linkedin para comunicarse con sus clientes, representa tanto una serie de oportunidades como un conjunto de desafíos. Entre estos últimos aparecen interrogantes como de qué modo mantener la seguridad, cuál es el límite de la privacidad que no se debe franquear por cuestiones laborales, como manejar los antiguos “horarios de trabajo” y una larga serie de etcéteras.

Muchas empresas ya empezaron a implementar soluciones para estos retos, tales como la asignación de códigos y tarjetas de seguridad que permiten unir los móviles propios de los usuarios con la información necesaria de la compañía, reduciendo sensiblemente los niveles de riesgo.

Sin embargo, existe un largo camino todavía por recorrer en el desarrollo de soluciones que permitan aprovechar las ventajas del BYOD neutralizando sus riesgos.

Lo que queda claro, en cualquier caso, es que la forma de trabajar y de incorporar la tecnología en el trabajo ha cambiado para siempre. Será cuestión de seguir monitoreando el tema y estar atentos a las novedades, quizás desde la comodidad de nuestra casa y en cualquier noche de insomnio.

Imagen: @AJ LEON, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 25 Septiembre, 2015

Septiembre es el mes en que los fabricantes de tecnología más importantes del mundo ponen “toda la carne al asador” y los fanáticos babean. Así es que, como algún lector sagaz ya se habrá dado cuenta, hoy dedicaremos nuestro espacio a las sorpresas de la feria IFA de Berlín, que volvió a realizarse en este septiembre de 2015 que ya va llegando a su fin.

Como era de esperarse, la feria este año rompió todos sus records, ya que contó con 1.645 empresas expositoras de 50 países y recibió a más de 250 mil espectadores. Vale agregar, como nota de color, que la feria IFA es la más tradicional de Europa y sus orígenes se remontan a 1924, cuando se la conocía como “La Gran Feria de la Radio Alemana”.

Curiosidades de la feria

Por supuesto que smartphones, tablets, y relojes fueron las estrellas de la feria. Pero en los 150.000 metros cuadrados de la expo tecnológica de Berlín hubo mucho más que celulares y relojes inteligentes. En Tendencias Digitales nos gusta ir a veces por lo distinto, así que vamos a contarles lo que probablemente no hayan visto en otro lado.

Si usted es una de las tantas personas que sufre desórdenes de sueño, ya no solo la farmacopea estará de su lado, porque Samsung presentó SleepSense, un dispositivo que monitorea los patrones de sueño y enseña cómo mejorarlos. Desde la compañía esperan que la nueva creación se convierta en una especie de “consultor de sueño personal”, ya que viene con un sensor que se ubica debajo del colchón y mediante una aplicación móvil el usuario recibe al despertarse el resumen de su jornada de sueño.

Otra curiosidad de la feria es el VivoStick de Asus, una mini PC con el tamaño de un pen drive que se conecta por medio de un puerto HDMI, dotando de inteligencia a un monitor o un televisor, y tiene la capacidad de cargar con Windows 10.

En tiempos donde todo es portátil, las PC de escritorio no morirán… pero deberán adaptarse. Así es que Acer presentó el Revo Build Mini PC: otra mini PC pero que, en este caso, está hecha de módulos magnéticos cuya actualización sólo implica quitar un módulo y poner otro. Como dicen en Gizmodo, “la gráfica y el disco duro van en bandejas separadas por lo que, si necesitamos más músculo gráfico o más almacenamiento, solo tenemos que comprar un nuevo módulo y cambiarlo“.

Por otro lado, Lenovo presentó una idea poco ortodoxa que puede convertirse en la fantasía de todos los cinéfilos. Lenovo Yoga Tab Pro 10 es una tableta con la capacidad de generar una pantalla de hasta 70 pulgadas en cualquier pared.

Por supuesto que, más allá de presentar tecnologías de vanguardia y nuevas pequeñas revoluciones año a año, no se amontonan más de 1500 expositores tecnológicos en una feria internacional sin que algunos hagan aportes, digamos, bizarros. Por eso, si tu interés va por este lado la gente de Tech Radar se tomó la molestia de hacer su propio top 10 de las cosas más extrañas que se vieron en la IFA 2015. Y es que hay opciones para todos los gustos en la viña del Señor, y en Tendencias Digitales las compartimos con ustedes.

Imagen: @janitors by license Attribution 2.0 Generic (CC BY 2.0)

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 26 Agosto, 2015

En un evento reciente realizado en Buenos Aires, sobre el que hemos hablado hace algunas semanas en este blog, un grupo de destacados directores de cine argentinos, entre los que se encontraban Marcelo Piñeiro y Juan Taratuto,  se preguntaron y debatieron acerca de una pregunta desafiante: ¿es la realidad virtual la muerte del cine?

Las conclusiones no fueron terminantes pero el debate fue intenso y acalorado acerca de  este novedoso tipo de realidad, que intenta expandir las sensaciones y crear vivencias radicalmente nuevas a través de lo que ha dado en llamarse “experiencias inmersivas”.

Empecemos por el Cardboard que presentó Google: un casco de realidad virtual hecho de cartón (sí, leíste bien: cartón). Su objetivo es que cualquiera que desee obtener este dispositivo pueda hacerlo con una mínima inversión de dinero.

Los cardboard utilizan un smartphone para la proyección de imágenes, motivo por el cual sólo están compuestos por un par de lentes biconvexos de 40 milímetros de distancia focal y un disco magnético de neodimio para permitir la interacción con el celular.

Además de su bajo costo, estos dispositivos de realidad virtual son de código abierto para que, a través de un tutorial que la misma compañía publicó, fabricantes y usuarios se animen a construir sus lentes de manera casera.

Ver más allá

Por su parte, en la Universidad de Stanford crearon un prototipo que va más allá de la realidad estereoscópica.

Mientras que lo habitual en los cascos de realidad virtual es crear una ilusión 3D utilizando dos imágenes separadas (una para cada ojo) en diferentes ángulos, la novedad en este caso reside en introducir una sensación de profundidad para cada ojo usando dos pantallas LCD transparentes que se coloran en varias capas, lo que permite que nuestros ojos enfoquen cada vez más.

Por otro lado, el famoso y en muchos sentidos pionero Oculus Rift, de la compañía Oculus VR, que fue adquirida por Facebook en 2014 a un precio de 1.450 millones de Euros, saldrá al mercado el primer trimestre de 2016, gracias a la plataforma de financiación colectiva Kickstarter, que ayudó a que el proyecto recaudara 2,4 millones de dólares.

En el caso de PlayStation, Sony tiene previsto para el primer semestre de 2016 la salida de Project Morpheus, un sistema de realidad virtual pensado para PlayStation 4 que tiene una pantalla OLED de 5,7 pulgadas y una resolución de 1920 x RGB x 1080 que expande el campo de visión y elimina la visión borrosa.

La innovación hasta en el vino…

Hasta aquí los principales dispositivos y tecnologías que buscan disputar un mercado que, según algunas proyecciones, pasará de 200.000 unidades vendidas en 2014 a unos casi 24 millones en 2018.

Este crecimiento hará, indudablemente, que los contenidos pensados y creados para esta nueva forma de consumir entretenimiento se multipliquen y abarquen casi todos los aspectos de nuestra vida.

Y si bien por el momento (y solo por el momento) estos desarrollos son incipientes, podemos ya encontrar casos como el de Bodegas Ramón Bilbao, que es la primera empresa vitivinícola española que utiliza dispositivos de realidad virtual para que cada visitante viva la historia de la compañía, desde que nace la uva hasta que llega a la copa del vino.

Es posible que al momento de publicar esta nota nuevas creaciones de realidad virtual estén ya haciendo su aparición, y es más que recomendable prestar atención a un sector que, con toda certeza, nos estará sorprendiendo de muy diversas maneras en los próximos meses.

Tan inminente es la “revolución de la realidad virtual” que, según los especialistas, las bolsas de navidad de este año vendrán cargadas de muchísimos dispositivos de este tipo de tecnología.

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con Licencia Public Domain.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 24 Agosto, 2015

Después de la revolucionaria aparición de la tecnología touch, que permitió realizar acciones deslizando o apoyando un dedo sobre la pantalla, muchos sentimos que ya no habría más nada por inventar. Error: el avance tecnológico relacionado con pantallas de celulares, televisores y tablets sigue avanzando a toda máquina y cada vez tenemos modelos más delgados, más flexibles… y ahora también transparentes.

Efectivamente, las pantallas OLED y transparentes parecen ser el último grito en la evolución tecnológica, en el que varias compañías conocidas ya están trabajando.

Es el caso de Samsung Display, por ejemplo, que pertenece al gigante surcoreano y está dedicada a fabricar paneles para monitores y televisores; y acaba de presentar dos prototipos basados en tecnología OLED: a uno le permite transformarse en un espejo y el otro es transparente.

La empresa utilizó cámaras de profundidad RealSense de Intel para poder identificar movimientos faciales, distinguir contornos, medidas y distancias, así como también identificar el movimiento de la punta del dedo en la pantalla. Por otro lado, la cámara puede escanear la habitación en la que se encuentra la pantalla para que sea cargada en el monitor transparente.

Estamos entusiasmados con crear una nueva dimensión interactiva en los shoppings“, declaró Oseung Yang, vicepresidente de Samsung Display, ya que este tipo de pantallas crea un “probador” automático para que los clientes puedan ver ropa y productos en un local de manera realista y personalizada.

Samsung no es la única

Por otro lado, la empresa LG Display anunció que planea invertir 8.470 millones de dólares en pantallas OLED (siglas en inglés de “diodos orgánicos de emisión de luz”) para los próximos tres años, ya que estos mejoran el color y disminuyen el consumo energético.

Además, la empresa invertirá no sólo en dispositivos grandes, como televisores, sino también en pantallas de smartphones y wearables.

En el caso de la empresa ZUK, procedente de China y que cuenta con el respaldo de Lenovo y Qiboo 360, lo que hicieron fue presentar un prototipo de smartphone denominado ZUK Z1, un modelo novedoso que casi no posee marco sino que es todo pantalla y es transparente, lo que permite ver a través de la misma.

El smartphone, con sistema operativo Android, cuenta con una pantalla de 5,5 pulgadas de resolución Full HD de 1920 x 1080 píxeles.

Y si bien no es algo demasiado concreto por el momento (o sí lo es pero nadie da detalles), también Apple está trabajando en la producción de pantallas OLED transparentes, aunque aparentemente tuvieron problemas con la calidad de imagen.

Así las cosas, las pantallas OLED parecen representar un futuro que, como varias veces dijimos en este blog, ya es presente. O incluso pasado porque, ¿quién no recuerda a  Tony Stark, el personaje de la saga de “Iron man”, que en sus películas trabajaba con pantallas transparentes, o las que aparecen en la película Minority Report, por ejemplo?

Como siempre, la ciencia ficción predice los adelantos. ¿O será que los genera?

Imagen: @edans, con Licencia CC BY 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 13 Agosto, 2015

Una de las frases más perturbadoras, temidas y odiadas de los días en que vivimos es la conocida “estoy sin batería”.

Y, claro, con sus múltiples variantes, tales como “me estoy quedando sin…”, “si se corta es porque ….”, “si no te llamo es que …”, y por supuesto, el ruego desesperado que nos lleva a implorar, como si pidiéramos agua en el desierto: “¿me prestás tu cargador?

De allí que la industria esté dedicando no pocos esfuerzos al desarrollo de baterías que rindan más y mejor. De hecho, a principios de año hablamos en este blog sobre las últimas novedades que había respecto a la creación de una batería de aluminio que permite cargar el celular en menos de un minuto (sí, leíste bien: menos de un minuto) Pero la cuestión no termina ahí.

Para smartphones y wearables

Google X, el equipo creador de Google Glass, está trabajando en baterías de alto rendimiento tanto para teléfonos inteligentes como para wearables. Este tipo de batería, además de tener mayor duración, está hecha con piezas de hardware que producen un menor riesgo de inflamación.

Por otro lado, Samsung SDI, impulsa un tipo de batería flexible para poder moldearla a nuestro gusto, retorcerla en las partes que queramos y hasta cortarla, con la tranquilidad de saber que, al estilo de un Terminator moderno, seguirá funcionando con normalidad. Según la empresa, este tipo de innovación podría salir al mercado en tres años.

Además, esta nueva batería sería delgada y pequeña, lo que la haría adaptable a dispositivos de cualquier tamaño y forma.

El otro enfoque: menor consumo

Naturalmente, las dos “caras” del problema de la batería son, por un lado, cuánta energía nos brindan éstas, y por el otro, cuánta energía demandan nuestros dispositivos.

En este último sentido, los investigadores de Microsoft Research cuentan con un proyecto llamado WearDrive que permite que las aplicaciones se ejecuten con un rendimiento mejor en 8,85 veces, y consuman hasta 3,69 menos de energía.

Este sistema está diseñado para relojes inteligentes y otros wearables semejantes, y requiere el uso de un smartphone cerca para transmitir datos vía Bluetooth o WiFi. De esta manera, los datos quedarían almacenados en la memoria del smartphone y no utilizarían la memoria flash, que es lo que más consume energía en este tipo de dispositivos. Así, el wearable queda liberado de las tareas que más batería gastan, gestionando únicamente aquellas que son más sencillas y livianas.

Como se ve, el mundo del consumo de energía sigue moviéndose a todo ritmo, y varias soluciones asoman con la esperanza de hacernos sentir que la frase más temida pueda convertirse pronto en algo del pasado, como lo son “me quedé sin papel para el fax” o “¿tenés cospeles?”.

Foto: @Melenita distribuida con licencia CC BY – SA 2.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 3 Agosto, 2015

Hace tiempo que hablamos de los wearables, como se dio en llamar a esos dispositivos tecnológicos que se incorporan en alguna parte de nuestra ropa o directamente sobre nuestro cuerpo con el objetivo de realizar una función específica (o varias) y que cada vez ganan más adeptos.

El mercado de este tipo de aparatos electrónicos está creciendo y registró en estos últimos meses su mayor aumento desde que aparecieron en las tiendas. Durante el primer trimestre del año, se vendieron 11,4 millones unidades e IDC (International Data Corporation) estima que en 2015 se venderán 72,1 millones de wearables, lo que representa un crecimiento del 173,3% respecto a los 26,4 millones de unidades que se suministraron en 2014.

Esperamos que los wearables inteligentes, los que son capaces de ejecutar apps de terceros, tomen la iniciativa en el año 2016. En esta categoría entran el Apple Watch y las Hololens de Microsoft, cuya expectación indica un cambio en este mercado, en el que la transición de los wearables básicos a los inteligentes abre oportunidades para los proveedores, desarrolladores de aplicaciones y fabricantes de accesorios”, afirmó Jitesh Ubrani, analista de investigación senior de dispositivos móviles en IDC.

Para 2019, en tanto, se considera que se llegaría a los 155,7 millones de wearables vendidos en todo el mundo.

Lo que se viene

Ya sea en televisores, celulares, ropa o zapatos, el protagonismo en el mundo de los wearables pertenece a las pantallas flexibles.

En mayo pasado, LG dio a conocer una pantalla de TV transparente y flexible, con un espesor de sólo 0,97 milímetros, capaz de adherirse a la pared a través de una serie de imanes.

Para 2017 habremos desarrollado exitosamente una pantalla OLED Ultra HD flexible y transparente de más de 60 pulgadas”, dijeron desde la compañía. Por otro lado, Samsung presentó un diseño que permitiría doblar el smartphone por la mitad que también podría usarse en tabletas de LCD y OLED.

Este tipo de producción abarata costos e impone una nueva tecnología más rápida e innovadora. Pero las pantallas flexibles (atenti con el dato) también podrían usarse en la ropa: First V1sion, una de las empresas finalistas del concurso de Intel “Make It Wearable”, firmó un acuerdo con la Liga Europea para crear un sistema de cámara integrado en las camisetas deportivas para obtener una mejor visión del juego, detalle que revolucionaría el mundo de los deportes.

Otro elemento que aprovecha este tipo de innovación es el calzado. La empresa Ishuu Technologies creó un zapato que cambia de color y diseño utilizando aplicaciones de pantalla flexible con tinta electrónica.

En la suela, el calzado -que sería la envidia de Cenicienta, sin duda- tiene un receptor de bluetooth para recibir órdenes desde el celular. De esta manera, un mismo par de zapatos podrá lucir distinto cada vez que el dueño lo requiera y podrá usarse con cualquier tipo de ropa.

La ropa de moda también tiene su espacio en este mercado: utilizando un sistema de rastreo de ojos, la diseñadora Ying Gao creó un conjunto de vestidos que se mueven al ser observados por alguien.

Amy Winters, diseñadora de la ropa Rainbow Winters, hace por su lado prendas que responden al ambiente. Así, por ejemplo, el vestido reacciona al sonido, a medida que el volumen aumenta, la prenda comienza a iluminarse; o el traje de baño que reacciona con la luz solar y cambia de color dependiendo de la exposición al sol que la persona tenga. Los wearables son quizás el mejor ejemplo de que la tecnología está ganando terreno cada vez más en nuestra vida.

Tanto, que hasta empezamos a “llevarla puesta”.

¿Faltará mucho para que estemos vestidos con trajes que tengan pantallas flexibles al estilo Teletubbies?

FOTO: @Superdiddly distribuida con licencia CC BY-SA 3.0

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 16 Junio, 2015

Olvídense (por un momento) de personal trainers, nutricionistas y profesoras de yoga. No es que estas figuras vayan a desaparecer. Nada de eso.

El punto es que ya no están solas a la hora de pensar en “socios” para cuidar nuestra salud. Todos sabemos cuánto pueden hacer por nosotros los aparatos inteligentes para organizar nuestra agenda, estar en contacto con nuestros amigos y familiares o hacer más eficiente nuestro trabajo. ¿Pero sabemos cuántos gadgets y apps existen para ayudarnos a mantener una vida saludable y equilibrada?

Desde perder peso, mejorar la postura, monitorear el pulso y guiar una rutina deportiva, hasta cambiar el mal humor, la lista de ayudas tecnológicas es enorme… y sigue creciendo.

A ver una sonrisita

¿Quién no tuvo alguna vez un mal día? A veces, la rutina se nos vuelve tediosa y el estrés no permite que vivamos tranquilos y contentos… por eso crearon Thync, un gadget que en cinco minutos (¡sí, cinco minutos!) logra mejorar tu estado de ánimo.

A través de neuroseñales, el aparato, que se coloca en la frente, sobre la ceja derecha, puede relajar tu mente, mantenerte despierto, quitarte el mal humor y ayudarte a dormir relajadamente por las noches.

Ayudame a mantenerme en forma

Para todos aquellos a los que no les preocupa tanto el mal humor pero sí, en cambio, llevar una vida sana y mantenerse en forma, existen apps como MyFitnessPal, Runtastic, Carrot Fit, Seven y muchas otras, que fueron creadas para llevar un registro diario de diferentes parámetros.

¿Cuáles? Por ejemplo, la actividad física que hacemos, cuántas calorías llevamos quemadas durante un determinado período, cuál es nuestro pulso mientras estamos corriendo y cuánto hemos mejorado en capacidad aeróbica a lo largo del tiempo.

La mayoría de estas apps, además, trabajan sobre la motivación de sus usuarios e incentivan a que la actividad física se realice diariamente, ya sea al aire libre o dentro de las cuatro paredes de sus casas.

Otras opciones en este sentido son las pulseras de seguimiento, que llevan un registro de la intensidad de nuestros movimientos, o el guante monitor, que nos da a conocer nuestro ritmo cardíaco. Para los amantes de la natación, Wetronome promueve la generación de brazadas y ayuda a que los movimientos del cuerpo sean más fluidos.

Siéntase bien, siéntese bien

Finalmente, si de mejorar la postura se trata, nada mejor (por ahora, siempre por ahora) que Lumo Back.

Al ajustarlo al torso, el dispositivo lumbar mide el ángulo en el que estamos sentados y vibra para alertarnos cuando estamos en una posición encorvada o poco saludable.

¿Tomaste la pastilla?

Ayudarnos a recordar que tenemos que tomar una medicación también es tarea de algunos gagdets, como el Frasco de Píldoras Inteligente, que a través de sensores que miden la cantidad de dosis que hay en su interior, y una vez programado el horario en que se deben tomar esos medicamentos, envía un mensaje de texto cuando olvidamos ingerir alguno.

Naturalmente, y nunca está de más repetirlo, ninguna de estas apps o dispositivos reemplazan al médico, que es la autoridad fundamental para ayudarnos a mantener nuestra salud.

Sin embargo, todas estas novedades tecnológicas pueden ser de gran ayuda en el objetivo que compartimos todos, que es el de vivir más y mejor. ¡Salud!

Imagen: @Wikimedia Commons, distribuida con licencia Public Domain.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 8 Junio, 2015

“El viaje estuvo muy bueno, pero se me perdió la valija y no sé en qué parte del mundo está”.

“Tuvimos que comprar un bolsito en el aeropuerto porque el peso de la valija estaba excedido”.

¿Cuántas veces hemos dicho o escuchado frases como éstas? El tema sobre qué pasa con nuestras valijas a la hora de viajar ha tomado protagonismo en los últimos tiempos; y es por eso que varias empresas han comenzado a desarrollar las valijas inteligentes.

Con GPS incorporado, un cierre digital que se maneja con el celular, balanza propia, bluetooth y una batería para recargar dispositivos electrónicos, la valija conectada no quiere perder la oportunidad de ingresar al mundo del Internet de las Cosas (o IoT, por sus siglas en inglés), que cada vez más relaciona objetos de nuestro entorno cotidiano con la tecnología, conectándolos.

Me están maltratando, ahí te aviso dónde estoy

Una de las funciones más importantes que tiene este tipo de equipaje es que se puede geolocalizar, cosa que le permite al dueño saber dónde están exactamente sus pertenencias. Pero las valijas poseen también una función “anti-maltrato” en la que le avisa al dueño, a través de su smartphone, cuando el objeto en cuestión esté recibiendo golpes o malos tratos.

“25 millones de valijas son maltratadas por año por las aerolíneas en todo el mundo” afirma Alejo Verlini, uno de los argentinos que creó BlueSmart, una de las valijas conectadas que comenzó como una idea y gracias a una plataforma de crowdfunding hoy en día es una realidad que recaudó en sus inicios más de dos millones de pesos (¡cuando lo que precisaban eran $50.000!).

No me lleves, yo te sigo

La maleta le seguiría a todas partes y en caso de robo o pérdida el móvil vibraría, alertándole de que la señal de la maleta se ha perdido y bloqueándola para que nadie pueda abrirla” dice  Rodrigo García,  estudiante de la Universidad Politécnica de Madrid, que está entre los quince seleccionados para el James Dyson Award, un premio otorgado a estudiantes y licenciados en ingeniería y diseño.

García creó a Hop, una maleta que gracias a un sistema de control remoto y bluetooth sigue al dueño en vez de que éste tenga que acarrearla.

Dejá, yo hago el check-in

Samsung, junto con Samsonite, están desarrollando una valija que, utilizando un chip en el interior, se comunicaría con las aerolíneas para informar su peso y su destino. De esta manera, el dueño de la maleta no debe acercarse al mostrador y así evitaría pérdidas de tiempo y disgustos.

Eso sí, hay un aspecto en el que esta tecnología no nos ayuda: estas valijas no se arman por sí solas, con lo que el momento de elegir la ropa y pertenencias que guardar en ellas, claramente, sigue en pie.

Por ahora, al menos.

Imagen: @OpenClipartVectors, distribuida con licencia CC0 1.0 Universal

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 5 Junio, 2015

Ir a un museo ya no es lo que era.

De aquella contemplación estática a las múltiples maneras de acceder a contenidos diversos y multiplataforma que existen hoy, mucha agua ha pasado bajo los puentes de esos depósitos de arte, historia y conocimiento que son los museos.

Hoy, incorporar la tecnología a los museos para que las personas que asisten puedan maximizar sus sentidos es una (muy buena) idea que está en auge y cada vez se utiliza más.

El uso de distintas herramientas tecnológicas permite que esta unión se lleve a cabo, generando en el visitante una experiencia que va mucho más allá del simple hecho de observar una pieza.

Obras que hablan

Utilizando una tablet, un smartphone o hasta unas “gafas tecnológicas”, la persona que se encuentra en el museo puede obtener más información sobre lo que está viendo de manera automática y generar una interacción en tiempo real con lo que se está exponiendo.

“Ahora, una obra de arte comunica, es un instrumento que habla. Entonces existe un mensaje en cada pieza, el que muchos no conocen y que en este caso una herramienta electrónica nos permitirá saber de sus razones y su historia” comenta Héctor Rivero Borrell, Director del Museo Franz Mayer (México).

Experiencia mixta en tiempo real

La Realidad Aumentada (RA) es una de las técnicas que permiten que la unión entre la tecnología y el arte sea posible. Permite que el visitante coloque, por ejemplo, su teléfono inteligente frente a la obra y que, inmediatamente, la información comience a aparecer en su pantalla, o bien le posibilita descargar guías en forma de audio y video que, obviamente, tienen que ver con la obra que está en exposición.

Por su parte, las “gafas tecnológicas” también toman protagonismo para llevar adelante una guía automática en la que los movimientos del ojo son analizados y la persona, al mirar una obra, recibe en el momento información detallada sobre lo que está observando.

También están las alfombras con sensores y el reconocimiento facial, que permiten saber más sobre quiénes entran al museo y en qué horarios se produce el mayor tráfico de gente.

Cada vez más…

Ya existen varios museos que han sumado estas y otras innovaciones tecnológicas en sus instalaciones.

En el Museo National Geographic (Washington), cuando las personas entran en una sala, el smartphone les avisa que hay contenido disponible.

En el caso del Museo de Bellas Artes de Virginia crearon un retrato de Pablo Picasso con códigos QR que permite al usuario redirigirse a una página web donde se le muestra parte de la exposición y, además, se le invita a comprar una entrada.

El caso del British Museum es, quizás, el más innovador. Y, por qué no, el más polémico, al menos para el fino “paladar” de los puristas del arte: ha puesto a disposición la libre descarga de 14 piezas de su colección para que los visitantes puedan imprimirlas utilizando la técnica de impresión en 3D, creando así una representación volumétrica de cada una de esas obras.

Otro caso innovador es el del Museo del Sieño Cooper Hewitt (Smithsonian), donde los visitantes reciben en recepción un bolígrafo con memoria USB, una radio de corto alcance y un dispositivo sensible al tacto para utilizar en mesas interactivas.

Es evidente que, en lo referente a visitas a museos, el smartphone, de por sí ya omnipresente en nuestras vidas, se transforma también en un elemento clave para no quedarse afuera del disfrute…

Imagen: @BuenosAiresPrensa, distribuida con licencia CC BY-2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 4 Junio, 2015

En un mundo que cambia y se reinventa día a día, era de esperarse que justamente la moda no se quedara fuera de las últimas tendencias. Lo que quizás no se sabía era que más allá de texturas, colores y cortes, sería la tecnología la encargada de aportar las novedades más resonantes del mundo de la indumentaria.

Hoy ya podemos hablar de las prendas inteligentes, o wearables, que utilizan la tecnología para prevenir enfermedades, controlar la salud y brindar diagnósticos a partir de cosas tan simples como ponerse una remera. (Seguir leyendo) Ver más

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías