Publicado por Alejandro Marticorena el 9 Diciembre, 2015

Marcello Dantas fue curador de la muestra “Ecosistema de la Comunicación“, que acaba de terminar y estuvo expuesta desde principios de julio en el Espacio Fundación Telefónica.

Su currículum dice que es un conocido diseñador y curador de exposiciones, director de documentales desde 1986, que se graduó en Cine y Televisión en New York University y que hizo una maestría en Telecomunicaciones Interactivas en la misma universidad. Ademàs, estudió Historia del Arte en Florencia y Diplomacia en Brasilia. En sus actividades multidisciplinares el arte, la curaduría, la dirección y la producción se juntan en áreas diversas, pero siempre orientadas a la convergencia entre arte y tecnología. En el 2006 fue el director artístico del Museo interactivo de la Lengua Portuguesa en São Paulo.

Nos pareció interesante entrevistarlo, poco antes de su última conferencia en el Espacio Fundación Telefónica, para que nos hablara sobre su visión acerca del Big Data, los impactos y desafíos de la tecnología en la sociedad actual, y sobre la revolución digital que atraviesa todas las capas de la vida social.

Y nos contestó con algunas afirmaciones provocativas. Por ejemplo: consultado sobre cómo imagina las comunicaciones en 2020 nos dijo “exactamente como están aquí hoy“. O bien la que dió título a este post, “la revolución digital ya terminó, no existe más“. O esta otra: “nos estamos transformando en una especie de software“.

O, refiriéndose al Big Data: “con mucha estadística, con muchas evidencias, se puede probar cualquier cosa: entonces la cuestión es con qué intención uno va a buscar una verdad en Big Data, porque se va a enocntrar una verdad. Todas las verdades habitan el Big Data“.

Aquí, la entrevista. Como imaginarás, vale la pena verla.

Publicado por Alejandro Marticorena el 3 Diciembre, 2015

En lo relativo a salud y cómo las tecnologías pueden ayudarnos a cuidarla… no sólo de apps vive el hombre. O la mujer.

Y esto viene a colación porque, más allá de que nuestro compañero Ignacio Forciniti publicó dos posts bajo el título “Un panorama de las mejores aplicaciones móviles para cuidar nuestra salud” (parte I, y parte II), lo cierto es que Internet es pródiga en contenidos relacionados con la salud, sus cuidados, las enfermedades, los tratamientos, y un largo etcétera.

Ahora bien: si hablamos de superabundancia de información contenida en millones de páginas web tenemos que decir también, nobleza obliga, que muchas veces la calidad y fiabilidad de muchos de los contenidos sobre salud que están al alcance de un click no son precisamente de los más “celebrados” por la comunidad médica.

Toda información relacionada con salud disponible en Internet presenta un beneficio pero a la vez un riesgo. El beneficio es, justamente, su libre disponibilidad. Pero eso es a la vez un riesgo, y al menos por dos motivos.

El primero, porque el ser humano tiende a ser “cómodo”. Y para muchas personas es mucho más cómodo consultar una página web… que a su médico, lo cual implica pedir un turno, esperar varios días, asistir al consultorio, esperar a ser atendido, etcétera. Y siempre (huelga decirlo) es preferible la palabra del médico que sabe cuál es nuestra dolencia particular y, quizás, conoce nuestra historia clínica… antes que una página web que ofrece información generalizada a un público indeterminado y heterogéneo.

Y en segundo lugar porque mucha de la información disponible en la web no cuenta con la supervisión (y por lo tanto, menos aún con el aval) de profesionales de la medicina. Y puede tratarse de información poco precisa, inexacta o, directamente, falsa.

Wikicardio, en el corazón del saber

Sin embargo, una iniciativa argentina podría ser el puntapié inicial para cambiar este estado de cosas, al menos en lo relacionado con la cardiología.

En efecto, hoy se supo que la Sociedad Argentina de Cardiología (SAC) desarrolló una enciclopedia online multimedia sobre asuntos cardiológicos que cuenta con la supervisión y el aval de esa entidad.

Esa enciclopedia se llama Wikicardio y “contiene información basada en evidencia científica, ilustrada con imágenes que facilitan la comprensión de temas como factores de riesgo, medidas de prevención, síntomas, estudios de diagnóstico, medicamentos, enfermedades y tratamientos, entre otros“, según se informa aquí.

En este video, de apenas 95 segundos de duración, se resumen las características de Wikicardio.

¿Cómo se hizo?

El camino que llevó a la construcción de este “primer sitio web gratuito en español con información confiable sobre temas cardiológicos en forma sintética y comprensible“, según la SAC, fue un estudio realizado por un grupo de especialistas del Consejo de Epidemiología y Prevención Cardiovascular de ese organismo sobre 1.135 pacientes, del que surgió que “prácticamente la mitad de los usuarios de la web (el 45,4%) no confía en los contenidos sobre salud, pero llamativamente, el 57,8% reconoció que la información hallada podría influir sobre sus conductas. Además, 8 de cada 10 encuestados (79,3%) manifestaron que les gustaría contar con una página web avalada por su médico en la que pudieran obtener contenidos confiables“, según se informó.

Más tarde, sobre la base de los resultados obtenidos el equipo de la SAC identificó los términos sobre cardiología más buscados en la web, “y se les solicitó a 145 profesionales prestigiosos pertenecientes a los 20 Consejos Médicos de la SAC que desarrollaran con absoluto rigor científico pero en palabras accesibles el significado de cada uno de ellos y de las enfermedades más prevalentes de cada subespecialidad“.

Wikicardio contiene más de 200 temas cardiológicos “a los que se puede acceder por búsqueda manual, mediante un índice alfabético o a través de su buscador, desde 400 entradas diferentes“, y ofrece “datos respaldados por estudios clínicos internacionales sobre los principales 100 fármacos de uso frecuente“.

Publicado por Alejandro Marticorena el

Lo bueno de editar un blog con la historia que tiene Tendencias Digitales (en febrero cumpliremos nueve años) es que uno ya dispone de un importante archivo con producción propia.

Entonces, muchas veces se puede tener noción de cuánto hace que ciertas cosas, que parecen muy nuevas, en realidad tienen su origen en hechos (o anuncios) que datan de años atrás.

Es lo que sucede, por ejemplo, con notas como las que se comentan aquí. Se informa que la compañía surcoreana Samsung acaba de patentar “dispositivos móviles que se pliegan y se enrollan“, a partir de información publicada al parecer originalmente en el sitio Patently Mobile.

En efecto, la información difundida asegura que “se trata de móviles capaces de enrollarse y plegarse“, entre los cuales hay “un teléfono inteligente que puede doblarse en distintas secciones para entregar diversas funcionalidades, por caso, convertirse en una tablet“.

La cuestión es que, evidentemente, la novedad consistiría “apenas” en el patentamiento de tales dispositivos… pero no en los planes de Samsung.

En este post de hace casi cuatro años comentábamos algunos proyectos que diversas empresas -entre las que se contaba la surcoreana- donde no sólo mencionábamos el proyecto de dispositivos con pantallas táctiles flexibles: publicábamos el video que ves abajo, donde Samsung muestra, como comentábamos por entonces, “ni más ni menos que una tablet con pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente. Mejor dicho: una tablet que es una pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente“.

Y, claro: Samsung no es ni la única empresa que hace cuatro años (o más) ya pensaba en dispositivos flexibles, ni la única que publicaba videos demostrativos. En ese mismo post que publicamos en 2011 mostrábamos el video siguiente, que Sony ya había puesto online en mayo de 2010.

¿Es que no hay nada nuevo bajo el sol? Sí. Sólo sucede que lo que a primera vista parece nuevo, en realidad no lo es tanto.

Imagen: @Plastic Logic, distribuida con licencia CC BY-SA 2.0.

Publicado por Ignacio Forciniti el 26 Noviembre, 2015

Hace un tiempo comencé a hablar de cuáles son las mejores aplicaciones móviles (o apps, para sonar más techie) con las que podemos hacernos un favor a nosotros mismos a la hora de cuidar nuestra salud.

Y ya que estamos: cuando decimos “salud” solemos pensar automáticamente en un doctor, un hospital y tecnología de ultra avanzada para operaciones de alta complejidad. Pero… ¿estar saludable no es algo mucho más cotidiano? De hecho, podemos estar más sanos haciendo cosas muy simples, como caminar más y dormir mejor. A la lista de apps para mejorar la salud que mencioné en mi anterior post, sumo otras muy útiles para conseguir estos sencillos retos:

“Tenés que caminar por lo menos 10.000 pasos diarios”

Cuando parecía que ya no podíamos tener más retos que cumplir para estar más saludables, a alguien se le ocurrió contar nuestros pasos y definir que debemos dar 10.000 pasos por día. “Ah, no es nada, seguro que yo doy muchos más que 10.000 pasos por día” es lo primero que nos decimos cuando alguien nos cuenta este objetivo, pero ¿estamos seguros de que lo conseguimos?

Si bien hay dispositivos específicamente diseñados para eso (llamados podómetros) que miden de forma muy precisa los pasos, podemos también utilizar nuestro smartphone para contabilizarlos. Claro que no será tan preciso como un podómetro, pero el margen de error suele ser bajo y no requiere más que instalar una pequeña aplicación gratis en tu celular. ¿Por qué no probarlo?

A mi entender, el mejor es el Podómetro de Tayu Tau (acá en Android), donde cumple muy bien su función (y la aplicación ocupa muy poco espacio). Claro que si usas MyFitnessPal, podés usar Podómetro y Entrenador de Peso (Android | iOS) que te permite sincronizar la información recabada y poder tener un mejor registros de calorías quemadas. Por último, si sos de los que les gusta el mundo multiplataforma (para verlo desde tu celu, la tablet y la compu) te recomiendo el Runtastic Podómetro (Android | iOS).

“Procurá dormir 8 horas al día”

A todos nos gusta dormir bien, y más allá de procurar dormir el tiempo suficiente, lo importante también es poder descansar bien. ¿Acaso hay apps que también nos pueden ayudar a dormir mejor? Sí, hay apps para todo.

Runtastic Sleep Better (Android | iOS) permite hacer un seguimiento de las horas que dormiste y analizar qué tan bien descansaste con unas muy interesantes gráficas de seguimiento hora por hora. Tiene muchas otras funciones, como el poder registrar qué tan bueno fue el sueño y hasta el estado de ánimo con el que te despertás. Otra buena alternativa es SleepBot (Android | iOS) que hace un cálculo de tu “deuda de sueño”: podrás saber cuántas horas más tenés que dormir para poder sentirte descansado.

Eso sí, un dato a tener en cuanta al usar estas aplicaciones: al estar permanentemente con el micrófono abierto y procesando info, suele consumir mucha batería y elevar la temperatura de tu equipo. Así que recomiendo, ponerlo en “modo avión”, cerrar todas las apps abiertas antes de dormir y si lo dejan conectado al cargador mejor aún.

Como se ve, la tecnología en general y las apps en particular ofrecen, siempre, más que lo que uno supondría a primera vista.

Imagen: @Jason Howie, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 23 Noviembre, 2015

¿Visitaste ya la muestra “Ecosistema de la Comunicación“, en el Espacio Fundación Telefónica?

Si ya fuiste, tendrás motivos para prestarle atención a lo que voy a decir ahora. Y si no… más aún.

Marcello Dantas, el artista brasileño y curador de la muestra, dará una conferencia magistral gratuita en el auditorio del Espacio Fundación Telefónica, Arenales 1540 (Ciudad de Buenos Aires), pasado mañana, miércoles 25 de noviembre, a las 18:30. Ante todo: tenés que  inscribirte aquí para asistir, las entradas estarán disponibles hasta agotar cupo.

La conferencia del curador de “Ecosistema de la Comunicación“, muestra que se inauguró en julio de 2014, disertará sobre la importancia de la evolución tecnológica, la innovación y la transformación en el nuevo contexto digital.

Dantas es un reconocido artista, curador de obras y director de documentales desde 1986. Se graduó en Cine y Televisión en New York University e hizo una maestría en Telecomunicaciones Interactivas en la misma universidad. Estudió Historia del Arte en Florencia y Diplomacia en Brasilia. En sus actividades, altamente multidisciplinares, el arte, la curaduría, la dirección y la producción se juntan en áreas diversas, pero siempre orientadas a la convergencia de Arte y Tecnología. En el 2006 fue el director artístico del Museo interactivo de la Lengua Portuguesa en São Paulo.

Ecosistema de la Comunicación

Basada en la teoría de Marshall McLuhan y montada en colaboración con el sociólogo argentino Luis Alberto Quevedo, la exposición “Ecosistema de la Comunicación” es una propuesta en la cual conviven en armonía diferentes encarnaciones de las comunicaciones, que han generado un cambio de comportamiento en el último siglo.

Comprende un recorrido que parte del telégrafo y atraviesa una lista de objetos que han permitido y permiten la comunicación y han cambiado radicalmente el concepto de tiempo.

La muestra puede visitarse de lunes a sábados, de 14:00 a 20:30, y permanecerá abierta al público hasta el  4 de diciembre.

Publicado por Alejandro Marticorena el 20 Noviembre, 2015

Las máquinas, sensores, dispositivos e, incluso, objetos que te rodeen en tu entorno cotidiano y que aún no estén conectados entre sí, podrían estarlo en 2024.

¿Cuáles? Muchos. Y muy variados. Desde smartphones, tablets y computadoras de escritorio hasta autos, pasando por una miríada de objetos cuya conexión podría parecer ridícula o incomprensible a priori: electrodomésticos variados, luces hogareñas, relojes, pulseras, anillos, cámaras de vigilancia, semáforos, portones eléctricos, lámparas de alumbrado público, carteles luminosos… y podríamos estar así buena parte del día.

En efecto, según lo que se informa en esta nota, “las conexiones de máquina a máquina [también conocidas por sus siglas M2M, por machine to machine] pasarán en la Argentina de 1,2 millones en el 2014 a 15,4 millones en el 2024, si se mantiene la expansión de las redes inalámbricas, según los datos difundidos hoy por la organización sin fines de lucro 4G Américas, integrada por empresas del sector” y entre las que Telefónica está presente.

Eso, en nuestro país. ¿Y cuál es la previsión para la región de América latina y el Caribe? La misma nota asegura quepasará de los 14,6 millones de enlaces M2M del 2014 a los 158,9 millones para el 2024, según el estudio de Machina Research difundido por la entidad“.

Unos crecimientos explosivos para los próximos nueve años: 1283 por ciento para la Argentina, y 1088 para la región. Y, dentro del panorama regional, el informe citado sostiene que Brasil y México concentran el 63,7% de las conexiones de este tipo, y hacia el 2024 Brasil registrará el 40,7% del mercado regional con 64,6 millones de conexiones“.

Internet, las cosas, el conocimiento

A grandes rasgos, y sin ponernos muy exquisitos con las precisiones técnicas, cuando hablamos de M2M a futuro estamos muy próximos a hablar de algo más abarcativo y cotidiano: el famoso Internet de las cosas (o IoT, por Internet of Things, su denominación en inglés).

Y, está a la vista, es un fenómeno tecnológico que generará impactos múltiples y variados en la economía y el trabajo, por mencionar sólo dos aspectos de la cuestión.

Pero, ¿cómo puede generar impactos en el trabajo -o en la economía- el conectar cosas a Internet? Por un elemento central del IoT, que viene siendo algo así como la “sangre” de este fenómeno: el Big Data, entendido como ese conjunto de tecnologías y plataformas que posibilitan no sólo la recolección de ingentes volúmenes de datos, no estructurados, altamente heterogéneos, pertenecientes a soportes muy disímiles y que exigen procesamiento en tiempo real… sino obtener conocimiento de ellos, gracias a la combinación del Big Data con aquellos procesos y sistemas conocidos como Data Science.

¿Aún no se entiende? Claro: no se trata sólo de la conexión entre cosas. Tampoco de acumular datos. La clave es que ambas cosas (IoT, Big Data) generan negocio… si recordamos que, hoy, numerosas empresas ya ofrecen y comercializan servicios basados precisamente en la cantidad de datos transmitidos entre objetos y dispositivos (smartphones por ejemplo… ¿te suena?).

Y esto, por más que, aún, ese conjunto de cosas sea relativamente reducido. Al menos, en comparación con las previsiones que se manejan, como -justamente- la que acaba de publicar 4G Américas, mencionadas antes.

Algunos (impactantes) números

Comentábamos hace un tiempo que el Big Data generará para dentro de 5 años nada menos que 4,4 millones de puestos de trabajo a nivel mundial.

Y, según esta nota, publicada en el sitio de Telefónica “Sostenibilidad”, “las cifras reclaman de esta nueva tendencia tecnológica un protagonismo que no podemos desmentir. Así, los estudios estiman que entre 2016 y 2020, el tamaño del Open Data aumentará en un 36,9%, lo que se traducirá, a nivel económico, en 75,7 millones de euros de cara al 2020. Además, según el informe ‘Big & Open Data in Europe: A growth engine or a missed oportunity‘, el Big Data supondrá un incremento de 1,9% en el PIB de la Eurozona, de cara a esta misma fecha“.

Son los datos que existen hoy. Y, obviamente, no los únicos, como puede verse en esta búsqueda en Google con los términos “crecimiento Big Data previsiones”. Quizás algunos de los más notables sean, por ejemplo que -según previsiones de IDC, citadas aquí- en 2020 “el 89% del crecimiento de la industria de Tecnologías de la Información (TI)” estará originado en Big Data.

O este otro, más impactante desde el punto de vista económico: sostiene que “el Big Data aportará 206.000 millones de euros a la economía europea en 2020″.

Y, volviendo a los resultados de Machina Research, la nota citada al inicio de este post afirmó que, en relación con “los sectores que más rápidamente adoptaron esta tecnología, la industria automotriz figura en primer lugar con unos 8,5 millones de autos conectados hasta el 2014 y unos 101,4 para el 2024, lo que representa el 58,5% de los enlaces actuales y el 63,8% de los futuros en la región“.

Como sea, el crecimiento se vislumbra como imparable. Según el director de 4G Américas para América Latina y el Caribe, José Otero, “las comunicaciones entre máquinas serán cada vez más habituales en la sociedad conectada. En los próximos años, continuarán en crecimiento vertiginoso algunas aplicaciones como las de los automóviles conectados, pero también veremos surgir nuevos usos para esta tecnología“, afirmó, citado aquí.

Imagen: @geralt, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 16 Noviembre, 2015

Hace un tiempo hablábamos de una peculiaridad bastante particular (e inesperada) de un algoritmo de Google creado para el reconocimiento de imágenes, denominado “Deep Dream” por los ingenieros que lo crearon.

En nuestro post “¿Sueñan los algoritmos con pinturas digitales?” explicábamos someramente su funcionamiento y cómo éste apelaba a la dinámica de las redes neuronales artificiales para visualizar, interpretar y categorizar las imágenes que se le presentaban. Y cómo, a partir de ese “aprendizaje”, éstas se volvían capaces de reconocer imágenes que nunca hubieran visto antes.

Es decir, lo que hacemos los seres humanos desde que nacemos. Pero, en este caso, logrado por algoritmos computacionales.

Sin embargo, (decíamos en aquel post, citando una información publicada aquí) dado que a veces el algoritmo no funcionaba tan bien como sería de esperar, “los ingenieros invirtieron el proceso: ‘En vez de detectar, se les pide a las redes neuronales que ‘dibujen’ lo que han aprendido. Así, al decirles ‘Puente’ y darles la oportunidad de confeccionar imágenes, éstas irán confeccionando una imagen a partir de la información aprendida. Estas imágenes son lo que los ingenieros de Google llaman ‘sueños“.

El resultado fueron imágenes tan “alucinógenas” como las que colocamos en este post.

Tu Deep Dream personalizado

Ahora bien: ha sucedido que, a partir de la extraña aunque cautivante belleza de esas imágenes, hubo quienes desarrollaron aplicaciones que permiten a cualquiera de nosotros hacer pasar imágenes a través de tales algoritmos, tal como si se tratase de los filtros de Instagram… y ver qué sucede. O, dicho con algo más de precisión… para ver qué ve Deep Dream a partir de lo que nosotros vemos.

Así, si uno busca en Google con los términos “deep dream” (una búsqueda harto sencilla, como se notará) los resultados muestran varias aplicaciones online y gratuitas para crear -en algunos casos- auténticas “obras de arte” a partir de las imágenes que uno desee subir.

Algunas de esas aplicaciones: DreamScope y Deep Dream Generator (plataformas online), Deep Dreamer (una app para Mac), e incluso -por ejemplo- DeepDreamit, una plataforma que quedó sin la posibilidad de subir imágenes, pero muestra las que se generaron a partir del aporte de la gente.

Quien suscribe hizo la prueba pasando una misma foto (la que usé de base para mi perfil de Facebook) a través de la mayoría de los 84 “filtros” preconfigurados que existen en DreamScope sobre la base de algoritmos de Deep Dream.

Y armé la galería que se puede ver en este link. Aquí abajo una muestra: la foto original, y el resultado de pasarla por el filtro “Starry night landscape”. Que, de paso, parece inspirada en el célebre cuadro de Van Gogh, “The starry night” (“La noche estrellada”)… ¿no?

Más información

The best 10 Deep Dream Images (Tech Radar)

Why Google’s Deep Dream is the future kitsch (Pacific Standrad Magazine)

Google Deep Dream: 19 of the best images from mesmerising photo software (The Telegraph)

Google Deep Dream: 19 of the best images from mesmerising photo software

Publicado por Alejandro Marticorena el 12 Noviembre, 2015

¿Te gustan las películas de James Bond? Si sos de los que no se pierden una del agente secreto 007 te habrás maravillado, más de una vez, con la tecnología que aparece en prácticamente todas sus películas.

Y aparece de todo: desde cigarrillos que disparan balas hasta relojes pulsera con imanes capaces de arrebatarle una cuchara a alguien parado a dos metros. Y, claro, autos submarinos que disparan misiles, un estrambótico GPS en un auto de inicios de la década del 60, microcámaras fotográficas, relojes de pulsera con minipantallas de televisión (¿una suerte de “proto smartwatches“?), un coche que se guía desde un control remoto con pantalla en la que se ve el camino o detonadores de bombas escondidos en las patillas de unos lentes, y más: todo era posible en las películas de James Bond.

Quizás te consideres un fanático. Y puede ser. Pero sabé que hay quienes, quizás, te superan. Como, por ejemplo, los del canal de YouTube Burger Fiction: según cuentan aquí, hicieron un video de más de 14 minutos de duración donde resumieron los 193 gadgets tech que se utilizaron en la saga de James Bond, a lo largo de 54 años de historia.

Seguramente es buen momento para verlo: después de todo, hace una semana se estrenó “Spectre“, la última de 007 y -a la vez- la última interpretada por Daniel Craig.

Aquí, entonces, el video intitulado “Every James Bond gadget ever“. A disfrutarlo.


Imagen: @TNS Sofres, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 9 Noviembre, 2015

Los más jóvenes probablemente nunca lo hayan visto. Incluso, es posible que no hayan oído siquiera hablar de él.  Pero a quienes cuentan cuatro o más décadas en su documento de identidad, la sola mención del nombre de Pepe Biondi seguramente será razón suficiente para esbozar una sonrisa.

Y aunque no nos proponemos aquí hacer una larga crónica sobre la obra del humorista, acróbata y artista de variedades argentino de los años 60, sí quisiéramos rescatar a su personaje Anita para hablar de los nuevos asistentes virtuales que compañías como Facebook, Google, Apple, Microsoft y Amazon están presentando al mercado para hacer más fácil la vida de sus usuarios.

Anita, anota” decía Pepe Biondi a su híper eficiente novia, que llevaba cuenta de sus disparatadas ideas. Encarnaba así, graciosamente, el antiquísimo sueño humano de contar con un asistente que nos asista y resuelva todas nuestras necesidades con solo pedírselo, e incluso, a veces, sin necesidad siquiera de tener que solicitarlo. Un sueño, en definitiva, que parece estar a punto de cumplirse a juzgar por presentaciones como la que Amazon acaba de hacer bajo el nombre de Alexa.

Buenos días, Alexa

El ecosistema de asistentes virtuales de a poco se va poblando. Apple con Siri, Google con Google Now, Microsoft con Cortana y, hace bastante menos tiempo, nada menos que Facebook con Facebook M (o “M”, a secas, y del que diremos algo más abajo) ya habían ingresado con diferente fuerza en el campo de los asistentes virtuales.

Ahora, la presentación de Amazon parece elevar la vara en el desafío de idear estos nuevos “esclavos tecnológicos” que hagan las cosas por nosotros. “Si bien Siri y Cortana responden a cualquier tipo de pregunta, programan citas, envían correos electrónicos y despiertan al usuario cuando desea, la nueva asistenta de Amazon va más allá”, aseguran aquí.

La primera gran diferencia es que Alexa tiene forma física, se puede colocar en cualquier lugar de la casa y está siempre dispuesta a escuchar las órdenes de los habitantes del hogar a través de sus siete micrófonos integrados. El invento de Amazon tiene forma de cilindro (inicialmente conocido como Amazon Echo) y cada vez que escuche su nombre, Alexa, intentará obedecer a todo lo que se le pida”.

Después de aclarar que “el nuevo asistente es capaz de resolver dudas y cumplir sus tareas sin que nadie se acerque a él (ella) ni pulse ningún botón”, la nota resalta la capacidad de Alexa para poner nuestra canción favorita, encender el lavarropas o poner las luces de la casa en modo película, un tipo de función que puede explotar en múltiples direcciones en la medida en que la domótica gane más y más lugar en los hogares.

¿Querés ver una demostración de cómo funciona? Este video lo muestra.

Regalo para mi esposa

Facebook M es otro de los que se anota en la carrera de las “Anitas” virtuales. Anunciado en agosto último, por ahora está en fase de testeo. Como explica la revista Wired en la cobertura que hizo sobre el tema, el nuevo asistente de Facebook es capaz de hacer reservas en restaurants, encontrar el regalo ideal para nuestra pareja o sugerirnos escapadas de fin de semana, entre muchas otras cosas.

La competencia en este ámbito nos aboca a un mundo muy interesante, con estrategias de diversos tipos y planteamientos radicalmente diferentes” dice el especialista Enrique Dans, quien señala que las nuevas posibilidades van “desde simplemente sustituir acciones del usuario para agilizar determinadas tareas (avísame de esto, llama a esta persona o búscame una respuesta a esta pregunta), hasta tareas más creativas (hiciste estas fotos y las he ensamblado en esta otra, o he tomado las fotos de tu viaje, las he montado con música de fondo y transiciones, y aquí tienes un resumen), o sugerencias de diversos tipos basadas en datos tomados de patrones del usuario (este producto te podría interesar)”.

Se trata en definitiva, de llevar a la realidad la vieja broma de Pepe Biondi. Solo que en lugar de una Anita de carne y hueso, ésta será virtual. Alguien dirá que Anita era además la novia del protagonista, y enamorarnos es algo que las máquinas difícilmente puedan hacer. Es posible, aunque ahí está la película Her, (aquí, información en Wikipedia) para ayudarnos a imaginar lo contrario.

Imagen: @Bhupinder Nayyar, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 30 Octubre, 2015

Aunque sean pocos los que conozcan la palabra procrastinar, son muchos en realidad los que viven y sufren el efecto al que este extraño vocablo alude. Según la Real Academia Española, el término –derivado del latín procrastinare- hace referencia a la acción de “diferir o aplazar”, mientras que para la Wikipedia, la procrastinación “es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables”.

Caída en desuso durante décadas, la palabra volvió al primer plano a partir del uso excesivo que muchas personas hacen de Internet, y del tiempo que pasan navegando cuando en realidad sería recomendable que estén haciendo otras cosas.

Si alguna vez sospechaste que Internet le está restando tiempo a tu vida off line, un economista tiene malas noticias para vos. Efectivamente lo está haciendo” dice una nota del Washington Post al citar un estudio según el cual de cada 10 minutos que la gente pasa “paveando” (fooling around) en Internet -esto es, no chequeando mails ni trabajando- pasan 2,9 minutos menos en otras formas de ocio, 2,75 minutos menos trabajando y 1,2 minutos menos dedicándose a cuidados personales, incluyendo dormir.

Antídotos para cuidar el tiempo

Interesante, ¿no? Sin embargo, no todas son malas noticias en el mundo digital, ya que así como la amenaza de la procrastinación es bien real, también es cierto que existen numerosas aplicaciones que nos permiten optimizar nuestro tiempo productivo. Algo así como antídotos para procrastinadores, que hay en cantidades muy grandes y en formatos de los más variados.

Algunas de ellas, como Evernote, ya fueron comentadas en Tendencias Digitales, aunque hay muchas otras según las necesidades y los deseos de cada uno.

Si la cuestión pasa por organizar en un solo espacio los planes personales, los proyectos de trabajo y las tareas compartidas, Any.do puede ser una buena opción, aunque si el temor es, como mencionábamos al comienzo, el de estar perdiendo mucho tiempo en videos de gatitos, Rescue Time parece ser la opción ideal. Como bien explican aquí, “esta app tiene una sola misión: ayudarte a encontrar un balance entre tu vida privada y tu vida laboral” y para ello monitorea nuestra actividad on line y nos pasa un reporte al final del día diciéndonos cuánto tiempo estuvimos en cada app. “Por si fuera poco, te envía alertas cuando detecta que pasas mucho tiempo en un sitio web, te permite bloquear páginas distractoras y te ‘pone una estrellita’ cuando cumples tus objetivos”, destaca la nota.

Si tu vicio pasa por recibir todo tipo de informaciones en tu teléfono celular, Focus Lock es una opción ideal, ya que bloquea las distracciones como los resultados deportivos o los informes del clima y cuenta con un temporizador que te permite desbloquearlas en tu tiempo libre.

Por otro lado, si el objetivo pasa por armonizar y ordenar “visualmente” las tareas y pendientes utilizando el modelo kanban,Trello es una de las buenas soluciones disponibles.

Así las cosas, pareciera que en el mundo digital se repite la vieja máxima según la cual, ante cada amenaza, podemos encontrar una oportunidad. La procrastinación es realmente un mal de la época a tener en cuenta, aunque la solución puede estar allí mismo, en la web, para que recuperemos el ansiado balance entre la vida on y off line.

Imagen: @SunshineCity, distribuida con Licencia CC BY 2.0.

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Diciembre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
Categorías