Publicado por Alejandro Marticorena el 11 Diciembre, 2015

Si bien es cierto que abundan los estudios de hábitos y consumos online, no es muy frecuente que haya estudios segmentados estudiando una muestra tomada exclusivamente en la Ciudad de Buenos Aires.

A propósito de esto: la gente de Visión Empresarial Comunicación realizó un estudio sobre 150 hombres y mujeres porteños con una edad promedio de 32 años. Son, por lo menos, los datos que informan aquí, sin dar muchas más precisiones de la muestra estudiada.

Usos y costumbres de la vida online porteña

Algo que ilustra acerca del uso que se le da a Internet son las actividades más frecuentes en la red.

¿Qué es lo que más hacen (hacemos) los porteños cuando nos conectamos?

Según el estudio, revisar las casillas de correo electrónico: un 35% de los encuestados ubicó esa actividad como la número uno. Lo cual, claro, habla no sólo de la masividad sino, fundamentalmente, de la popularidad de esta herramienta de comunicación.

En “un cercano segundo lugar“, según la nota linkeada más arriba, está el ingreso a redes sociales (Facebook, Instagram y YouTube, las preferidas) con un 33%, mientras que -bastante más lejos- un 7% aseguró que lo que más hacen es “chatear a través de servicios de mensajería instantánea“. Y la lista se completa con actividades tales como leer noticias, escuchar música y realizar transacciones de comercio electrónico, entre otras.

Y ya que mencionamos a las redes sociales, el dato (previsible, quizás, por su masividad) es que la más utilizada es Facebook, por un 72% de los encuestados, seguida por Instagram, YouTube y Twitter.

Ítems tales como desde dónde se conectan los integrantes de la muestra estudiada aportan datos interesantes. Así, el estudio arrojó que la mayoría (un 40%) lo hace desde sus smartphones (lo cual no hace sino confirmar tendencias ya observadas por otros estudios en cuanto a la preponderancia de lo mobile para navegar por la web); un 33% lo hace desde su PC; otro 25% desde su notebook y un exiguo 0,81% utiliza tablets.

Y hay otro parámetro igualmente interesante. Si ya vimos qué es lo que más hacemos online y desde dónde lo hacemos, es bueno saber durante cuántas horas por día lo hacemos.

Así, el estudio arrojó que la mayor parte de los encuestados (un 44%) dedica a estar online entre dos y seis horas por día, pero hay otro segmento de un 20% de la muestra utilizada (nada despreciable, por cierto) que lo hace alrededor de nueve horas por día.

Este parámetro se completa con un 18% que serían los heavy users de Internet, que pasan más de 10 horas por día conectados, y en el otro extremo los que apenas lo hacen, un 15% del total, cuya conectividad diaria se reduce apenas a una horadiaria.

Informarse, ver TV, escuchar música

Por otra parte, ¿cómo nos informamos los porteños? el sondeo detectó que uno de cada tres lo hace ingresando a diarios online; un 31% utiliza para eso las redes sociales (dato no menor para los editores periodísticos, claramente), y un 18% prefiere la TV.

Por último, el estudio analizó dos clases de consumos online entre los encuestados porteños: TV y música.

Respecto de la primera, el 30% declaró mirar programas online al menos durante dos horas diarias; un 29% durante una hora por día, y un minoritario (aunque intensivo) 17% del total aseguró ver la tele por Internet durante cuatro horas diarias. Y, finalmente, respecto de la música online, una amplia mayoría (72%) declaró usar aplicaciones o plataformas de streaming de música, estilo Spotify.

Imagen: @Rock1997, distribuida con Licencias Creative Commons CC BY-SA 4.0, CC BY-SA 3.0, CC BY-SA 2.5, CC BY-SA 2.0 y CC BY-SA 1.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 9 Diciembre, 2015

Marcello Dantas fue curador de la muestra “Ecosistema de la Comunicación“, que acaba de terminar y estuvo expuesta desde principios de julio en el Espacio Fundación Telefónica.

Su currículum dice que es un conocido diseñador y curador de exposiciones, director de documentales desde 1986, que se graduó en Cine y Televisión en New York University y que hizo una maestría en Telecomunicaciones Interactivas en la misma universidad. Ademàs, estudió Historia del Arte en Florencia y Diplomacia en Brasilia. En sus actividades multidisciplinares el arte, la curaduría, la dirección y la producción se juntan en áreas diversas, pero siempre orientadas a la convergencia entre arte y tecnología. En el 2006 fue el director artístico del Museo interactivo de la Lengua Portuguesa en São Paulo.

Nos pareció interesante entrevistarlo, poco antes de su última conferencia en el Espacio Fundación Telefónica, para que nos hablara sobre su visión acerca del Big Data, los impactos y desafíos de la tecnología en la sociedad actual, y sobre la revolución digital que atraviesa todas las capas de la vida social.

Y nos contestó con algunas afirmaciones provocativas. Por ejemplo: consultado sobre cómo imagina las comunicaciones en 2020 nos dijo “exactamente como están aquí hoy“. O bien la que dió título a este post, “la revolución digital ya terminó, no existe más“. O esta otra: “nos estamos transformando en una especie de software“.

O, refiriéndose al Big Data: “con mucha estadística, con muchas evidencias, se puede probar cualquier cosa: entonces la cuestión es con qué intención uno va a buscar una verdad en Big Data, porque se va a enocntrar una verdad. Todas las verdades habitan el Big Data“.

Aquí, la entrevista. Como imaginarás, vale la pena verla.

Publicado por Alejandro Marticorena el 3 Diciembre, 2015

Lo bueno de editar un blog con la historia que tiene Tendencias Digitales (en febrero cumpliremos nueve años) es que uno ya dispone de un importante archivo con producción propia.

Entonces, muchas veces se puede tener noción de cuánto hace que ciertas cosas, que parecen muy nuevas, en realidad tienen su origen en hechos (o anuncios) que datan de años atrás.

Es lo que sucede, por ejemplo, con notas como las que se comentan aquí. Se informa que la compañía surcoreana Samsung acaba de patentar “dispositivos móviles que se pliegan y se enrollan“, a partir de información publicada al parecer originalmente en el sitio Patently Mobile.

En efecto, la información difundida asegura que “se trata de móviles capaces de enrollarse y plegarse“, entre los cuales hay “un teléfono inteligente que puede doblarse en distintas secciones para entregar diversas funcionalidades, por caso, convertirse en una tablet“.

La cuestión es que, evidentemente, la novedad consistiría “apenas” en el patentamiento de tales dispositivos… pero no en los planes de Samsung.

En este post de hace casi cuatro años comentábamos algunos proyectos que diversas empresas -entre las que se contaba la surcoreana- donde no sólo mencionábamos el proyecto de dispositivos con pantallas táctiles flexibles: publicábamos el video que ves abajo, donde Samsung muestra, como comentábamos por entonces, “ni más ni menos que una tablet con pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente. Mejor dicho: una tablet que es una pantalla AMOLED táctil, flexible y transparente“.

Y, claro: Samsung no es ni la única empresa que hace cuatro años (o más) ya pensaba en dispositivos flexibles, ni la única que publicaba videos demostrativos. En ese mismo post que publicamos en 2011 mostrábamos el video siguiente, que Sony ya había puesto online en mayo de 2010.

¿Es que no hay nada nuevo bajo el sol? Sí. Sólo sucede que lo que a primera vista parece nuevo, en realidad no lo es tanto.

Imagen: @Plastic Logic, distribuida con licencia CC BY-SA 2.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 23 Noviembre, 2015

¿Visitaste ya la muestra “Ecosistema de la Comunicación“, en el Espacio Fundación Telefónica?

Si ya fuiste, tendrás motivos para prestarle atención a lo que voy a decir ahora. Y si no… más aún.

Marcello Dantas, el artista brasileño y curador de la muestra, dará una conferencia magistral gratuita en el auditorio del Espacio Fundación Telefónica, Arenales 1540 (Ciudad de Buenos Aires), pasado mañana, miércoles 25 de noviembre, a las 18:30. Ante todo: tenés que  inscribirte aquí para asistir, las entradas estarán disponibles hasta agotar cupo.

La conferencia del curador de “Ecosistema de la Comunicación“, muestra que se inauguró en julio de 2014, disertará sobre la importancia de la evolución tecnológica, la innovación y la transformación en el nuevo contexto digital.

Dantas es un reconocido artista, curador de obras y director de documentales desde 1986. Se graduó en Cine y Televisión en New York University e hizo una maestría en Telecomunicaciones Interactivas en la misma universidad. Estudió Historia del Arte en Florencia y Diplomacia en Brasilia. En sus actividades, altamente multidisciplinares, el arte, la curaduría, la dirección y la producción se juntan en áreas diversas, pero siempre orientadas a la convergencia de Arte y Tecnología. En el 2006 fue el director artístico del Museo interactivo de la Lengua Portuguesa en São Paulo.

Ecosistema de la Comunicación

Basada en la teoría de Marshall McLuhan y montada en colaboración con el sociólogo argentino Luis Alberto Quevedo, la exposición “Ecosistema de la Comunicación” es una propuesta en la cual conviven en armonía diferentes encarnaciones de las comunicaciones, que han generado un cambio de comportamiento en el último siglo.

Comprende un recorrido que parte del telégrafo y atraviesa una lista de objetos que han permitido y permiten la comunicación y han cambiado radicalmente el concepto de tiempo.

La muestra puede visitarse de lunes a sábados, de 14:00 a 20:30, y permanecerá abierta al público hasta el  4 de diciembre.

Publicado por Alejandro Marticorena el 20 Noviembre, 2015

Las máquinas, sensores, dispositivos e, incluso, objetos que te rodeen en tu entorno cotidiano y que aún no estén conectados entre sí, podrían estarlo en 2024.

¿Cuáles? Muchos. Y muy variados. Desde smartphones, tablets y computadoras de escritorio hasta autos, pasando por una miríada de objetos cuya conexión podría parecer ridícula o incomprensible a priori: electrodomésticos variados, luces hogareñas, relojes, pulseras, anillos, cámaras de vigilancia, semáforos, portones eléctricos, lámparas de alumbrado público, carteles luminosos… y podríamos estar así buena parte del día.

En efecto, según lo que se informa en esta nota, “las conexiones de máquina a máquina [también conocidas por sus siglas M2M, por machine to machine] pasarán en la Argentina de 1,2 millones en el 2014 a 15,4 millones en el 2024, si se mantiene la expansión de las redes inalámbricas, según los datos difundidos hoy por la organización sin fines de lucro 4G Américas, integrada por empresas del sector” y entre las que Telefónica está presente.

Eso, en nuestro país. ¿Y cuál es la previsión para la región de América latina y el Caribe? La misma nota asegura quepasará de los 14,6 millones de enlaces M2M del 2014 a los 158,9 millones para el 2024, según el estudio de Machina Research difundido por la entidad“.

Unos crecimientos explosivos para los próximos nueve años: 1283 por ciento para la Argentina, y 1088 para la región. Y, dentro del panorama regional, el informe citado sostiene que Brasil y México concentran el 63,7% de las conexiones de este tipo, y hacia el 2024 Brasil registrará el 40,7% del mercado regional con 64,6 millones de conexiones“.

Internet, las cosas, el conocimiento

A grandes rasgos, y sin ponernos muy exquisitos con las precisiones técnicas, cuando hablamos de M2M a futuro estamos muy próximos a hablar de algo más abarcativo y cotidiano: el famoso Internet de las cosas (o IoT, por Internet of Things, su denominación en inglés).

Y, está a la vista, es un fenómeno tecnológico que generará impactos múltiples y variados en la economía y el trabajo, por mencionar sólo dos aspectos de la cuestión.

Pero, ¿cómo puede generar impactos en el trabajo -o en la economía- el conectar cosas a Internet? Por un elemento central del IoT, que viene siendo algo así como la “sangre” de este fenómeno: el Big Data, entendido como ese conjunto de tecnologías y plataformas que posibilitan no sólo la recolección de ingentes volúmenes de datos, no estructurados, altamente heterogéneos, pertenecientes a soportes muy disímiles y que exigen procesamiento en tiempo real… sino obtener conocimiento de ellos, gracias a la combinación del Big Data con aquellos procesos y sistemas conocidos como Data Science.

¿Aún no se entiende? Claro: no se trata sólo de la conexión entre cosas. Tampoco de acumular datos. La clave es que ambas cosas (IoT, Big Data) generan negocio… si recordamos que, hoy, numerosas empresas ya ofrecen y comercializan servicios basados precisamente en la cantidad de datos transmitidos entre objetos y dispositivos (smartphones por ejemplo… ¿te suena?).

Y esto, por más que, aún, ese conjunto de cosas sea relativamente reducido. Al menos, en comparación con las previsiones que se manejan, como -justamente- la que acaba de publicar 4G Américas, mencionadas antes.

Algunos (impactantes) números

Comentábamos hace un tiempo que el Big Data generará para dentro de 5 años nada menos que 4,4 millones de puestos de trabajo a nivel mundial.

Y, según esta nota, publicada en el sitio de Telefónica “Sostenibilidad”, “las cifras reclaman de esta nueva tendencia tecnológica un protagonismo que no podemos desmentir. Así, los estudios estiman que entre 2016 y 2020, el tamaño del Open Data aumentará en un 36,9%, lo que se traducirá, a nivel económico, en 75,7 millones de euros de cara al 2020. Además, según el informe ‘Big & Open Data in Europe: A growth engine or a missed oportunity‘, el Big Data supondrá un incremento de 1,9% en el PIB de la Eurozona, de cara a esta misma fecha“.

Son los datos que existen hoy. Y, obviamente, no los únicos, como puede verse en esta búsqueda en Google con los términos “crecimiento Big Data previsiones”. Quizás algunos de los más notables sean, por ejemplo que -según previsiones de IDC, citadas aquí- en 2020 “el 89% del crecimiento de la industria de Tecnologías de la Información (TI)” estará originado en Big Data.

O este otro, más impactante desde el punto de vista económico: sostiene que “el Big Data aportará 206.000 millones de euros a la economía europea en 2020″.

Y, volviendo a los resultados de Machina Research, la nota citada al inicio de este post afirmó que, en relación con “los sectores que más rápidamente adoptaron esta tecnología, la industria automotriz figura en primer lugar con unos 8,5 millones de autos conectados hasta el 2014 y unos 101,4 para el 2024, lo que representa el 58,5% de los enlaces actuales y el 63,8% de los futuros en la región“.

Como sea, el crecimiento se vislumbra como imparable. Según el director de 4G Américas para América Latina y el Caribe, José Otero, “las comunicaciones entre máquinas serán cada vez más habituales en la sociedad conectada. En los próximos años, continuarán en crecimiento vertiginoso algunas aplicaciones como las de los automóviles conectados, pero también veremos surgir nuevos usos para esta tecnología“, afirmó, citado aquí.

Imagen: @geralt, distribuida con licencia CC0 1.0.

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 9 Noviembre, 2015

Los más jóvenes probablemente nunca lo hayan visto. Incluso, es posible que no hayan oído siquiera hablar de él.  Pero a quienes cuentan cuatro o más décadas en su documento de identidad, la sola mención del nombre de Pepe Biondi seguramente será razón suficiente para esbozar una sonrisa.

Y aunque no nos proponemos aquí hacer una larga crónica sobre la obra del humorista, acróbata y artista de variedades argentino de los años 60, sí quisiéramos rescatar a su personaje Anita para hablar de los nuevos asistentes virtuales que compañías como Facebook, Google, Apple, Microsoft y Amazon están presentando al mercado para hacer más fácil la vida de sus usuarios.

Anita, anota” decía Pepe Biondi a su híper eficiente novia, que llevaba cuenta de sus disparatadas ideas. Encarnaba así, graciosamente, el antiquísimo sueño humano de contar con un asistente que nos asista y resuelva todas nuestras necesidades con solo pedírselo, e incluso, a veces, sin necesidad siquiera de tener que solicitarlo. Un sueño, en definitiva, que parece estar a punto de cumplirse a juzgar por presentaciones como la que Amazon acaba de hacer bajo el nombre de Alexa.

Buenos días, Alexa

El ecosistema de asistentes virtuales de a poco se va poblando. Apple con Siri, Google con Google Now, Microsoft con Cortana y, hace bastante menos tiempo, nada menos que Facebook con Facebook M (o “M”, a secas, y del que diremos algo más abajo) ya habían ingresado con diferente fuerza en el campo de los asistentes virtuales.

Ahora, la presentación de Amazon parece elevar la vara en el desafío de idear estos nuevos “esclavos tecnológicos” que hagan las cosas por nosotros. “Si bien Siri y Cortana responden a cualquier tipo de pregunta, programan citas, envían correos electrónicos y despiertan al usuario cuando desea, la nueva asistenta de Amazon va más allá”, aseguran aquí.

La primera gran diferencia es que Alexa tiene forma física, se puede colocar en cualquier lugar de la casa y está siempre dispuesta a escuchar las órdenes de los habitantes del hogar a través de sus siete micrófonos integrados. El invento de Amazon tiene forma de cilindro (inicialmente conocido como Amazon Echo) y cada vez que escuche su nombre, Alexa, intentará obedecer a todo lo que se le pida”.

Después de aclarar que “el nuevo asistente es capaz de resolver dudas y cumplir sus tareas sin que nadie se acerque a él (ella) ni pulse ningún botón”, la nota resalta la capacidad de Alexa para poner nuestra canción favorita, encender el lavarropas o poner las luces de la casa en modo película, un tipo de función que puede explotar en múltiples direcciones en la medida en que la domótica gane más y más lugar en los hogares.

¿Querés ver una demostración de cómo funciona? Este video lo muestra.

Regalo para mi esposa

Facebook M es otro de los que se anota en la carrera de las “Anitas” virtuales. Anunciado en agosto último, por ahora está en fase de testeo. Como explica la revista Wired en la cobertura que hizo sobre el tema, el nuevo asistente de Facebook es capaz de hacer reservas en restaurants, encontrar el regalo ideal para nuestra pareja o sugerirnos escapadas de fin de semana, entre muchas otras cosas.

La competencia en este ámbito nos aboca a un mundo muy interesante, con estrategias de diversos tipos y planteamientos radicalmente diferentes” dice el especialista Enrique Dans, quien señala que las nuevas posibilidades van “desde simplemente sustituir acciones del usuario para agilizar determinadas tareas (avísame de esto, llama a esta persona o búscame una respuesta a esta pregunta), hasta tareas más creativas (hiciste estas fotos y las he ensamblado en esta otra, o he tomado las fotos de tu viaje, las he montado con música de fondo y transiciones, y aquí tienes un resumen), o sugerencias de diversos tipos basadas en datos tomados de patrones del usuario (este producto te podría interesar)”.

Se trata en definitiva, de llevar a la realidad la vieja broma de Pepe Biondi. Solo que en lugar de una Anita de carne y hueso, ésta será virtual. Alguien dirá que Anita era además la novia del protagonista, y enamorarnos es algo que las máquinas difícilmente puedan hacer. Es posible, aunque ahí está la película Her, (aquí, información en Wikipedia) para ayudarnos a imaginar lo contrario.

Imagen: @Bhupinder Nayyar, distribuida con licencia CC BY 2.0.

Publicado por Alejandro Marticorena el 6 Noviembre, 2015

Hoy culminamos con la serie de tres posts dedicados a desgranar el informe ”Find Out: mitos y verdades sobre los teens en Latinoamérica y España“, que se dedicó a estudiar cuáles son los hábitos y costumbres para el uso de apps y redes sociales entre 700 adolescentes de 14 a 19 años en siete países: Argentina, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Chile, Perú y España.

A lo largo de los dos posts anteriores (aquí la primera parte, y aquí la segunda) desarrollamos el análisis poniendo foco en algunos aspectos del informe. Cómo perciben los teenagers a ciertas apps; el tipo de uso que hacen de ellas y de las redes sociales más populares; apps específicas de adolescentes; qué uso hacen de las redes en su tiempo libre y quiénes tienen más credibilidad en ellas fueron algunos de los aspectos que desarrollamos.

Tal como decíamos en el comienzo del primer post, es muy probable que no encuentres otro sitio o blog que haya desmenuzado los resultados del estudio con el nivel de detalle y análisis que hemos presentado en Tendencias Digitales.

Y lo hicimos porque conocer en profundidad a los teens de los países estudiados nos permitirá saber con más certeza qué tipo de sociedad se está prefigurando de aquí a 10 años, cuando ellos estén edificando sus carreras laborales y profesionales. Además, esta información es clave, hoy mismo, para cualquier empresa que se relacione con sus audiencias en Internet.

Hoy resumiremos las conclusiones que presentó el estudio, que puede descargarse gratis desde aquí si se posee un email corporativo. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 5 Noviembre, 2015

Ayer publicamos la primera parte del análisis sobre los resultados que arrojó el estudio “Find Out: mitos y verdades sobre los teens en Latinoamérica y España” (puede descargarse gratis desde aquí, si se posee un email corporativo), que indaga en los hábitos de uso de apps y redes sociales entre 700 adolescentes de 14 a 19 años en siete países: Argentina, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Chile, Perú y España.

Hoy nos enfocaremos en otros aspectos del estudio, igualmente importantes para comprender sus gustos, pautas de comportamiento y consumo.

Lo más importante: lo presencial, por encima de lo virtual

Vislumbrar dónde ubican los teenagers lo más importante para ellos en relación al uso que hacen de las redes sociales y las interacciones generadas allí es cuando menos revelador. Este cuadro resume, país por país, las tendencias detectadas en cada caso. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 4 Noviembre, 2015

Hace pocos días se conocieron los resultados del estudio “Find Out: mitos y verdades sobre los teens en Latinoamérica y España” (puede descargarse gratis desde aquí, si se posee un email corporativo), cuyo objetivo fue “explorar el comportamiento de los jóvenes en el entorno digital para extraer insights específicos que los diferencian en cada una de las regiones“, según se consigna en sus primeras páginas.

En Tendencias Digitales nos hemos tomado el trabajo de desmenuzar los resultados del estudio y presentarlo con un nivel de detalle que, quizás, no encuentres en ningún otro medio o blog.

¿Por qué el esfuerzo? Porque queremos hacer honor al nombre de este espacio, y ofrecer información y análisis en profundidad: no sólo por el estudio en sí, sino porque los integrantes de la muestra (adolescentes) son precisamente quienes, dentro de una década, serán los que estarán construyendo sus carreras profesionales en diversos sectores, privados o públicos… y por eso mismo definiendo en gran parte el perfil de la sociedad en la que viviremos.

Conocer sus hábitos y preferencias en el uso de las redes sociales, y los valores implícitos en ellos, es clave para entender qué tipo de sociedad se está configurando desde este momento. Y algo no menor: esta información es clave para cualquier empresa que se relacione con sus audiencias en Internet. No dentro de 10 años: hoy.

Algunos detalles sobre lo estudiado

El análisis recorre los hábitos de uso de redes sociales y apps (aplicaciones móviles) por parte de jóvenes con edades que oscilan entre los 14 y los 19 años, distribuidos en siete países: Argentina, Costa Rica, Ecuador, Colombia, Chile, Perú y España.

La muestra total, de 700 teens (a razón de 100 por país estudiado) fue dividida para el análisis en dos categorías: 14 a 16, y 17 a 19. De ese total de 700 jóvenes, el 60% fueron mujeres y el restante 40% hombres. El 52% estuvo integrado por jóvenes de la franja 14 a 16 años de edad, y el 48% restante por el grupo etario de 17 a 19, aunque al considerar la muestra segmentada por países en algunos casos la relación se invirtió (en España y Costa Rica, según el estudio).

Redes sociales, desde el alba hasta el ocaso

Hablar de adolescentes es en algún punto hablar de redes sociales. Un elemento que, entre otros, define a los teenagers de estos tiempos. Ahora bien: ¿cuáles son sus redes sociales más utilizadas, país por país? (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Equipo de Tendencias Digitales el 3 Noviembre, 2015

Desde que el mundo es mundo, (o al menos desde que el mundo que conocemos es el mundo que conocemos), la publicidad es un componente absolutamente normal dentro de la oferta de un contenido.

Así, si estamos mirando un programa de TV, es usual que veamos -y hasta esperemos- el corte que nos permita hacer una pausa para ir al baño o buscar una nueva bebida. Si estamos mirando una revista, es habitual que tengamos que pasar varias páginas de publicidad hasta llegar al contenido que nos interesa, y si estamos escuchando la radio, nadie se sentirá sorprendido si la voz de los conductores cede su lugar a engoladas propuestas que nos invitan a disfrutar de un viaje o de una bebida gaseosa.

Las cosas, sin embargo, no son tan simples en el mundo digital, donde varios coinciden en usar la metáfora del gato y el ratón para ilustrar una suerte de carrera o competencia que se ha empezado a dar entre editores de contenidos y programas o plugins bloqueadores de publicidad online.

El primer paso lo dieron bloqueadores como Crystal, Blockr o Purify, que garantizan una “mejor experiencia” de navegación en la web bloqueando avisos indeseados y ponen en manos del usuario autorizar o no a determinado sitios web a que le muestren publicidad.

Además (o como consecuencia) de evitar la “molestia” de tener que ver avisos que uno no ha pedido y de impedir la instalación de cookies u otros programas de rastreo de la actividad del usuario (conocidos como adware), estos bloqueadores garantizan mayor velocidad en la navegación y (si trabajamos con una laptop) una mayor duración de la batería de nuestro dispositivo.

Una paradoja notable

Hasta aquí, todo sería bárbaro… si no fuera porque -paradójicamente- la publicidad es la que paga gran parte de los sueldos de quienes generan todo ese contenido –noticias, videos, columnas de opinión, etcétera- que vinimos a buscar a la web.

Más aún: en muchos casos… ¡es la que mantiene a los sitios funcionando! Preocupados por una situación en la que, según un informe reciente publicado por Mashable, el número de usuarios de bloqueadores de publicidad aumentó en un 41% en 2014, los editores han comenzado a dar batalla. No es para menos, si es cierto que, como la misma nota informa, los 300 millones de personas con este tipo de aplicaciones en sus dispositivos hicieron perder a la industria ingresos por 22.000 millones de dólares solamente el año pasado.

Como muchos señalan, los dólares (o pesos) de la publicidad son la sangre misma del sistema de contenidos gratuitos en Internet, razón por la cual esta hemorragia de dinero que se pierde por los bloqueadores podría poner en crisis a todo el sistema.

Los que desbloquean bloqueadores

Esta es la razón por la que, con la misma velocidad con que aparecieron los bloqueadores, han comenzado a aparecer sistemas que los detectan y usan vías alternativas para que la publicidad llegue a nuestros ojos. “Una de las más recientes es Yavli”, explican en esta nota.

Yavli desarrolló una herramienta que permite mostrar enlaces relacionados “saltándose” las barreras de los bloqueadores de anuncios. Esta tecnología “se ejecuta en cientos de páginas web, entre los que podemos encontrar The Daily Caller o sites más pequeños como GameZone sigue la nota.

Entre otras estrategias para defenderse de los ad blockers está la recientemente implementada por el Washington Post, que cuando detecta un bloqueador de publicidad impide al usuario ver el artículo hasta que acceda a suscribirse a los newsletters del diario. El mensaje es claro y directo: “tenés un bloqueador de publicidad activo. Ingresa tu dirección de e-mail para liberar (unlock) esta historia” dice el cartel que oculta el contenido al lector.

Más allá de cómo vaya a terminar esta batalla, parece claro que será necesario encontrar formas más creativas para que la publicidad sea lo suficientemente segmentada y selectiva de modo que llegue a los ojos y oídos de quienes realmente puedan estar interesados en ella, evitando al mismo tiempo a quienes no quieran saber nada del asunto.

Y esto, en un marco en que los días de la publicidad invasiva, que se metía sin pedir permiso en nuestras vidas, parecen estar definitivamente contados.

¿Alguna idea sobre cómo hacer para garantizar la supervivencia de los contenidos gratuitos sin invadir ni molestar al usuario? Espere, no nos la diga ahora. Vamos a un corte, y enseguida volvemos.

Imagen: @PublicDomainArchive, distribuida con Licencia CC0 1.0.

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías