Publicado por Alejandro Marticorena el 6 Marzo, 2015

Ya lo dijimos antes. Las aplicaciones móviles o apps son importantes para nuestra vida cotidiana.

Hace poco comentábamos que -contrariamente a lo que cabría suponer- las apps no son terreno exclusivo de los “jóvenes”, por decirlo de modo bastante genérico. Por el contrario, su uso en la Argentina (al menos medido por la cantidad y frecuencia de las descargas) parece ser bastante parejo al menos hasta los 60 años de edad.

Esto, en la Argentina. Pero esta importancia que les adjudicamos a las apps trasciende nuestras fronteras: aquí comentábamos un estudio de ComScore cuyos resultados aseguran que “el 60% de los latinoamericanos valora como ‘muy importantes’ a las aplicaciones móviles“.

Ya que las apps son tan importantes para nuestra vida, es bueno saber cuáles de ellas son las que mejor funcionan en términos de consumo de batería, datos y memoria RAM, entre otros parámetros. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 11 Febrero, 2015

Facebook se ha vuelto un elemento clave en la vida cotidiana de cientos de millones de personas en todo el mundo. Para ser más preciso, de 1.390 millones de personas (“usuarios únicos”: que ingresan al menos una vez al mes, en términos de analíticas web), lo que lo convirtió, según se supo hace un par de semanas, en el “país más poblado de la Tierra”.

En efecto, si la red social de Mark Zuckerberg fuese un país, tendría más habitantes que China e India, quienes quedarían, respectivamente, en segundo y tercer lugar. En este gráfico, del blog The Huffington Post se pueden ver las magnitudes.

Mediante la red social más popular del mundo, muchísima gente expresa sentimientos, emociones, opiniones, publica fotografías y videos que ilustran momentos de sus vidas, y comparte y comenta contenidos publicados por otros.

Y, claro, se relaciona con decenas, cientos o miles de otros usuarios de Facebook, los conozca en persona o no, vivan en la misma ciudad o país, o no.

Y es este poder de conectar personas, inédito en la historia, el que quizás confiere a la red social de la gran “f” parte de su enorme y aplastante éxito. Y el hecho, claro, de que todo lo que hacemos allí sea visible al instante por nuestros contactos, independientemente del punto del globo en el que se ubiquen: el gran poder de Internet.

De esta manera, podríamos graficar el planeta Tierra surcado por millones y millones de líneas que representen la interconexión que se produce todo el tiempo entre los 1.390 millones de “habitantes” del “país Facebook“.

¿Les recuerda esto a la sinapsis? Es decir, la interconexión de neuronas en el cerebro. Bueno: parece que hubo quienes pensaron esto antes, y muy en serio. Y analizaron el comportamiento de las neuronas al interconectarse.

El gran “cerebro” Facebook

En el blog colega ThinkBig hay un post donde desarrollan las conclusiones de un estudio realizado por investigadores del Biozentrum de la Universidad de Basilea.

Según las conclusiones del trabajo dirigido por Thomas Mrsic-Flogel y comentadas en ThinkBig, “aunque las conexiones neuronales más fuertes no son mayoritarias, sí que presentan un gran impacto en el funcionamiento de nuestro cerebro. Algo similar, salvando las diferencias, a lo que ocurre en una red social como Facebook: nos importa la información y los mensajes de las personas más cercanas, mientras que no valoramos tanto lo que conozcamos de los meros conocidos“.

A la pregunta de por qué existe una gran cantidad de conexiones débiles o (siguiendo el hilo de la metáfora) por qué contamos con tantos amigos en Facebook, la respuesta es que “este peculiar ‘cableado’ nos ayudaría a aprender más rápido. Si de repente una conexión se activa, se favorece la plasticidad neuronal. Nuestro cerebro podría así adaptarse apresuradamente a los cambios ambientales“.

Vale la pena leer el post completo. La idea de un universo dentro del otro es muy cara cierto tipo de ciencia ficción y a ciertas teorías de la física. Según ella, los átomos se organizan de igual manera que los sistemas solares y éstos, a su vez, imitan la estructura de las galaxias. Y estas similitudes a escalas diferentes, de hecho, son visibles en la naturaleza: las huellas dejadas por el agua en la desembocaduras de ciertos ríos, vistas desde un avión, son idénticas a las dejadas por la lluvia en la arena cuando el agua se desliza hasta el mar. Es lo que se enmarca en el concepto de “fractal“.

Siguiendo esta línea, nosotros, en tanto usuarios de Facebook vendríamos a ser las neuronas de ese gran cerebro global, funcionando de manera muy parecida… a una red social.

Publicado por Alejandro Marticorena el 22 Diciembre, 2014

¿Sabías que desde el momento en que Larry Page y Sergey Brin compraron el dominio de Google hasta el momento en que comenzaron a usarlo pasaron exactamente 354 días (11 menos que un año)?

¿Sabés cuál fue el primer nombre que tuvo Google antes de tener el nombre que lo volvió masivamente famoso en todo el planeta? ¿Y sabés por qué le habían puesto ese nombre?

¿Sabías que en Google todos los empleados tienen un número? Bueno, sí, es cierto: eso pasa en numerosas empresas. Pero el hecho es que al parecer en Google los empleados se identifican más fácil por ese número. Douglas Edwards, el empleado N° 59 de Google, publicó el libro “I’m Feeling Lucky: The Confessions of Google Employee Number 59“, donde cuenta, entre otras cosas, que fue entrevistado por Sergey Brin disfrazado como una vaca mientras acariciaba su ubre.

Estas anécdotas y otras más están desarrolladas en un post del blog colega ThinkBig, que se titula, justamente, “Algunos hechos fascinantes sobre la historia de Google“.

Pero, claro. Hay quienes han armado sus propias listas. Como por ejemplo aquí, en la que uno de los puntos asegura que Google pide a sus empleados “utilizar una quinta parte de su tiempo laboral en pensar y desarrollar nuevos proyectos; Gmail y Google News surgieron así. La mitad de los productos provienen del tiempo ‘libre’ de sus empleados“.

De todas formas, si uno utiliza Google para buscar información sobre Google (sería una suerte de “metabúsqueda”, ¿verdad?) y coloca los términos “datos asombrosos sobre Google”, aparecen estos resultados.

Aparecen cosas interesantes.

Publicado por Alejandro Marticorena el 14 Octubre, 2014

No es ninguna novedad decir que, actualmente, los emprendimientos y startups están, por así decir, casi “de moda”. Vivimos un momento floreciente, al menos en Europa y América latina, para todos quienes tengan en mente (o ya en marcha, siquiera en forma incipiente) algún proyecto que aspire, más tarde o más temprano, a convertirse en una empresa hecha y derecha.

De hecho, y ya que estamos, cabe destacar que Telefónica posee al menos tres iniciativas destinadas a apoyar, impulsar y fomentar el espíritu emprendedor. Dos de ellas, globales: una es Open Future, una plataforma para compartir innovación abierta, herramientas y recursos. Otra es Wayra, que da apoyo a negocios “digitales” prometedores que estén en sus primeros momentos facilitándoles experiencia, financiación y orientación (y que es tema frecuente de posts aquí, en Tendencias Digitales).

Y también existe, en España, Think Big School, que tiene como objetivo fomentar los valores de innovación y el espíritu emprendedor en la educación, y ya desde el ciclo primario.

Pero… ¿cómo se elabora un plan de negocio?

De todas formas, y en lo concreto, hay algo que todo emprendedor debe tener en cuenta a la hora de buscar inversores y planificar el futuro inmediato de su proyecto: el plan de negocio, esa columna vertebral sin la que ninguna startup que se precie de tal podría dar siquiera sus primeros pasos.

Ahora bien: ¿qué es un plan de negocio? Siguiendo a Wikipedia, fuente de toda razón y justicia, un plan de negocio es “una declaración formal de un conjunto de objetivos de una idea o iniciativa empresarial, que se constituye como una fase de proyección y evaluación. Se emplea internamente por la administración para la planificación de la empresa y complementariamente, es útil para convencer a terceros, tales como bancos o posibles inversores (p. ej. los business angels o las empresas de capital riesgo), para que aporten financiación al negocio“.

Y agrega, a renglón seguido, que “reúne la información verbal y gráfica de lo que el negocio es o tendrá que ser. También se lo considera una síntesis de cómo el dueño de un negocio, administrador, o empresario intentará organizar una labor empresarial y llevar a cabo las actividades necesarias y suficientes para que tenga éxito“.

En pocas palabras, es nada menos que “una explicación escrita del modelo de negocio de la compañía a ser puesta en marcha“.

Dicho así queda claro, pero… ¿cómo llevarlo a la práctica? ¿Cómo se elabora, qué aspectos hay que tener en cuenta y cómo se deben desarrollar?

En nuestro blog colega ThinkBig hay un post que resume de forma muy concisa, clara y práctica los cinco puntos fundamentales que, de acuerdo con el autor, debe contener todo plan de negocio consistente: la “estructura ideológica”, la “estructura del entorno” (aquí entra el famoso “análisis FODA“), la “estructura mecánica”, la “estructura financiera” y la cuestión de los recursos humanos.

El post se puede ver aquí, y es, a mi modesto entender, una buena síntesis y una buena guía de base como para al menos tener una primera idea de cómo estructurar eso que, en definitiva, tiene que servir (quizás de modo excluyente) para convencer a potenciales inversores acerca de por qué deben apostar por nuestro proyecto con su dinero.

Nada más y nada menos.

Publicado por Alejandro Marticorena el 13 Octubre, 2014

Según una encuesta impulsada por Telefónica, los jóvenes argentinos incluidos en lo que se denomina “Generación del Milenio” o, simplemente, “millenials“, perciben a la tecnología móvil como un factor clave para la transformación en sus vidas.

En efecto, este segmento de la población argentina -también conocido como “Generación Y“, y que abarca a los nacidos aproximadamente entre 1976 y 1990- valoran la manera en que la tecnología móvil transformó distintos aspectos de sus vidas cotidianas, introduciendo hábitos y facilitando el acceso a nuevas posibilidades laborales, de educación y entretenimiento, entre otros aspectos.

Esta conclusión está contenida en la “Encuesta del Milenio“, un estudio que Telefónica realizó a nivel global por segundo año consecutivo y que se propone conocer las preferencias de los millennials sobre distintas temáticas de su interés. Se trata del más grande y exhaustivo estudio global hecho hasta la fecha sobre los millennials, que este año centró su foco en América latina y busca, además, detectar las tendencias tecnológicas que marcarán el rumbo en el futuro cercano. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 17 Septiembre, 2014

La impresión 3D, esa nueva promesa de la tecnología que parece ofrecer soluciones impensadas y abrir posibilidades increíbles, tiene también su lugar en la industria automotriz.

En efecto: según cuentan en el blog colega ThinkBig, en el marco del “3D Printed Car Design Challenge” (organizado por la firma Local Motors) resultó ganador un prototipo creado íntegramente sobre la base de la impresión 3D, el denominado “Strati“, diseñado por el italiano Michele Anoé.

Aquí se ve cómo luce:

En el mencionado certamen se premió con 5.000 dólares a este prototipo ganador. Y la idea, dicen en ThinkBig, es “fabricar el vehículo a tamaño real y presentarlo al público durante este mes en la cita anual del Internacional Manufacturing Technology Show de Chicago, Illinois“.

Ahora bien: ¿es el Strati el primer prototipo existente que se fabrica sobre la base de la impresión 3D?

La respuesta es no. Existe un antecedente, el Urbee. Aquí, un video de los fabricantes del prototipo, en inglés.

Pero entonces, ¿cuál es el valor diferencial que plantea Strati? Según el post, “el nuevo concepto de coche (…) supone un cambio sustancial de los procesos de fabricación digital aplicados a la producción a gran escala“.

¿Por qué? Otro párrafo de la nota, más adelante, lo explica: “la posibilidad de concebir, diseñar y finalmente producir completamente un vehículo bajo un entorno digital, optimizará los procesos de fabricación y reducirá el impacto sobre el medio de las grandes instalaciones de las fábricas automovilísticas actuales“, lo cual redundará, entre otros aspectos, en una reducción sustancial de las instalaciones de montaje y de residuos.

En otra oportunidad comentábamos en Tendencias Digitales los avances que se vienen observando en torno a lo que se conoce como “el auto conectado”, es decir, la manera en que las TIC se suben a los autos y generan una experiencia de conducción que, sin duda, generará cambios disruptivos.

Muy probablemente el auto del futuro no sólo sea un vehículo con acceso a Internet, manejo coordinado y centralizado y todas las facilidades que podrían derivarse de la incorporación de estas tecnologías: seguramente, viajaremos en coches más livianos, baratos y con procesos de fabricación más simples.

Será interesante ver cómo evoluciona la industria automotriz de aquí a -por ejemplo- 20 años con estas dos tecnologías que, a todas luces, se presentan como las dos grandes disrupciones en un sector que, hasta ahora, no había dado saltos realmente paradigmáticos en sus procesos de diseño y fabricación.

Publicado por Alejandro Marticorena el 12 Septiembre, 2014

Este post será, de hecho, una continuación del de ayer. Decíamos que Wayra lanzó una nueva convocatoria de proyectos que estará vigente hasta el próximo 5 de octubre.

Ahora bien: ¿qué tenés que tener en cuenta al momento de postular tu proyecto en la aceleradora de negocios de Telefónica? ¿Tu proyecto tiene que estar en una fase ya madura para poder presentarlo, o de todas formas tenés chances si aún estás en una etapa en la que estás definiendo -por ejemplo- el modelo de negocio?

Por otra parte: ¿se tienen más chances si tu proyecto está enfocado, por ejemplo, en el software de gestión para Pymes, e-Health o real-estate? ¿Tiene que estar basado en tecnologías existentes, o bien puede tratarse de algo absolutamente innovador y disruptivo?

Estas preguntas, y otras, están respondidas en este excelente post que el blog colega ThinkBig publicó hace pocos días, con autoría de quien hasta hace algo más de dos años fuera compañero nuestro y (también) redactor en Tendencias Digitales: Yamil Salinas, Global Communications & Media Manager de Wayra, a quien desde aquí saludamos.

La yapa

Lo interesante del post es que no sólo se agota en una serie de consejos prácticos sino que, además, está matizado con datos pertenecientes a las conclusiones de un estudio que Wayra realizó sobre la primera convocatoria de este año (febrero de 2014).

Por ejemplo, aquí van algunos:

  • “En Latinoamérica vemos una mayor proporción de startups que trabajan en industrias como la logística, el real estate y la experiencia de compra en grandes superficies; mientras que en Europa vemos esas diferencias en sectores como el turismo, e-Health,conectividad y comunicaciones”.
  • “La experiencia nos demuestra que más de la mitad de los proyectos recibidos en Wayra se basan en tecnologías ya existente (sea en software, hardware o dispositivos). En términos cuantiativos son los que más se eligen para las etapas finales, pero no los que tienen mayores oportunidades respecto a otros. Proyectos que desarrollen nuevas tecnologías (en lo posible patentables) o nuevos dispositivos tienen el triple de opciones de ser escogidos”.
  • “Naturalmente, las opciones de ser preseleccionado crecen a medida que el producto gana madurez. En general, 1 de cada 20 proyectos contemplados para las fases finales está en estado de idea, mientras que 1 de cada 4 corresponde a aquellos que ya están vendiendo su producto. Esto no quiere decir que proyectos en fases más tempranas no tengan cabida dentro de Wayra. Todo lo contrario. Nuestras academias siempre se guardan la oportunidad para acelerar una gran sorpresa tecnológica”.

Las conclusiones completas, y muchas otras, están en el reporte completo (en inglés).

Publicado por Alejandro Marticorena el 27 Agosto, 2014

La cuestión del uso de imágenes para ilustrar contenidos en Internet es -a veces- de cuidado.

En efecto: en teoría (porque no siempre se cumple) las imágenes que uno utiliza deben contra con la autorización de su autor para ser reproducidas en cualquier sitio de Internet. Del tipo que sea.

Eso, en términos legales, es lo que se conoce como “derecho de autor“, o “copyright“.

Pero en Internet surgieron otra clase de derechos: son los llamados “Copyleft“, y surgieron -como dice Wikipedia en el link de recién- como “una práctica que consiste en el ejercicio del derecho de autor con el objetivo de permitir la libre distribución de copias y versiones modificadas de una obra u otro trabajo, exigiendo que los mismos derechos sean preservados en las versiones modificadas. Se aplica a programas informáticos, obras de arte, cultura, ciencia, o cualquier tipo de obra o trabajo creativo que sea regido por el derecho de autor“.

Ya que estamos, mencionemos que en el mundillo de la informática y de los códigos y softwares open source hay diferentes modalidades mediante las que algo puede compartirse: recomiendo al respecto este interesante post en ThinkBig, titulado “Open source: copyleft vs licencias permisivas“.

Allí explican las diferencias y puntos en común entre el ya mencionado “Copyleft“, las llamadas “licencias permisivas” y la organización “Creative Commons“.

¿Dónde se pueden conseguir?

Volviendo al tema: a quienes necesitan utilizar imágenes de autoría ajena para la producción de contenidos digitales de diverso tipo (como un servidor, por ejemplo), les vendrá muy bien saber dónde conseguirlas, para qué usos están autorizadas (pueden ser gratis, pero no estar autorizadas para usos comerciales, ojo) y cuáles sitios las ofrecen gratis.

Justamente, el blog ThinkBig (mencionado recién) publicó por estos días una lista con cinco sitios donde conseguir estas imágenes, con un resumen muy útil de cada uno. El post está en este link.

De paso: aquí en Tendencias comentábamos el año pasado algo muy similar, y mencionábamos que el sitio WwwhatsNew.com publicó en el pasado dos posts con información al respecto: “25 bancos de imágenes gratuitos“, y “Sobre fotos libres de derechos“.

Y para finalizar: también se pueden buscar en este sitio de Creative Commons.

Ya no tenés excusas: si no encontrás imágenes para ilustrar tus contenidos sin exponerte a problemas de derechos de autor, es porque no chequeaste los links que te propuse. :-)

Publicado por Alejandro Marticorena el 26 Agosto, 2014

Siempre se habla de las ventajas de la “vida móvil”. Esto de estar conectado todo el tiempo, desde cualquier lugar.

Pero hay algo que conocemos bien quienes somos “heavy users” de los dispositivos móviles, con laptops, smartphones y tablets a la cabeza: hoy, el talón de Aquiles por antonomasia de estos dispositivos son… sus baterías.

O, para ser más específico, su duración.

En efecto: como consecuencia de la cantidad de funciones y componentes que hoy tienen, el gasto energético de las baterías es importante, y la tecnología con que se fabrican se transformó en una limitante que, por el momento, parecería no tener solución.

Pero es un simple parecer. Hay diferentes investigaciones y desarrollos que se vienen realizando, con diferentes tecnologías, enfoques, objetivos y resultados. Y, por supuesto, en disímiles fases de evolución. (Seguir leyendo) Ver más

Publicado por Alejandro Marticorena el 20 Agosto, 2014

Para usuarios “comunes” de Internet (y quizás no sólo ellos: muchos de los “heavy users” seguramente también) la seguridad informática pareciera que nunca termina de ganar el foco de atención que merecería.

Y es que, quizás, es en parte una cuestión de conciencia. No sólo de conocer antivirus, firewalls, malware y esas cosas. Sobre esto, algo ya decía el abogado y especialista en seguridad informática Miguel Sumer Elías, entrevistado por el Foro Movistar en dos interesantes posts, aquí y aquí.

Si bien la (digámosle así) “industria de los virus” no se detiene nunca, lo cierto es que durante los últimos días hubo noticias que circularon en torno a esto. (Seguir leyendo) Ver más

Acerca de
Tendencias Digitales es el primer blog corporativo de Telefónica de Argentina. Desde 2007 analizando tecnología, empresa y sociedad en la era de los medios sociales
Calendario
Octubre 2017
L M X J V S D
« Dic    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
Categorías